Florentino Pérez ultima la oferta de ACS por Abertis. EFE

Los accionistas de Abertis temen el naufragio de Florentino Pérez

stop

Las dificultades de Florentino Pérez para armar la contraopa a Abertis decepcionan a los inversores, que se resignan a que termine en manos de Atlantia

Barcelona, 28 de septiembre de 2017 (04:55 CET)

El reloj corre cada día más rápido para Florentino Pérez, que intenta in extremis armar una contraopa sobre Abertis. Mientras Atlantia espera el ok de la CNMV en cuestión de semanas –o días–, ACS no logra el apoyo de los fondos y los accionistas de Abertis ya empiezan a pensar que solo tienen un destino: la compañía italiana. Los inversores tienen dudas de que la constructora española termine presentando oferta y ya se nota en la cotización de Abertis, que suma tres jornadas consecutivas de descensos.

En Abertis empiezan a pensar que Florentino Pérez fracasará. Que le está costando es una evidencia. El pasado viernes, envió un comunicado a la CNMV en el que decía seguir estudiando presentar una opa por la concesionaria catalana y que estaba buscando vías para financiarla. El comunicado sorprendió negativamente porque, tras dos meses del primer hecho relevante, apenas aportaba novedades, solo que la oferta podría lanzarla su filial alemana, Hochtief, algo que ya había transcendido.

El hecho es que, tras semanas de rumores sobre la participación de uno u otro fondo en la hipotética opa, que estaba influyendo en la cotización tanto de ACS como de Abertis, la constructora se vio obligada a informar al regulador de qué había de cierto en dichos rumores. ACS tenía poco tangible que contar dos meses después de reconocer ir a por Abertis, lo que decepcionó a los accionistas de Abertis, según explicaron fuentes del sector.

Este martes, la concesionaria presidida por Salvador Alemany celebró un consejo de administración que, aunque era ordinario, fue más largo de lo normal. No tomó ninguna decisión sobre la opa de Atlantia, ya que no está obligado a hacerlo hasta que empiece el periodo de suscripción, pero el consejo estuvo marcado por Atlantia y ACS. Los consejeros querían saber en qué punto se encuentran, tanto la opa italiana como la posible contraopa.

Florentino Pérez no logra el dinero para contraopar Abertis y decepciona a sus accionistas

Las dudas sobre el éxito o fracaso de Florentino Pérez llegan también a los mercados. Abertis se situó en primavera alrededor de los 16,50 euros por acción, el precio ofrecido por Atlantia, tras el anuncio de opa de la compañía italiana. Pero con los rumores de contraopa de ACS se instaló por encima de los 17 euros, llegando a superar los 17,30 euros.

Este escenario ha iniciado un ligero cambio. La compañía dirigida por Francisco Reynés lleva las tres sesiones de esta semana a la baja, incluso la este miércoles, en la que la mayoría del IBEX subió. En estos tres días su acción ha caído hasta los 17,10 euros. No es casualidad, apuntan, que sean las tres sesiones posteriores al citado comunicado de ACS, publicado por la CNMV el viernes por la tarde, tras el cierre de la jornada bursátil.

Otro indicio que no gusta nada al resto de inversores es la recogida de beneficios de Capital Group. El segundo accionista de Abertis ha rebajado su participación de más del 10% a poco más del 6% en los últimos tres meses, con pequeñas ventas aprovechando que el valor estaba por encima de 17 euros. La última la anunció este mismo lunes, cuando bajó del 6,86% al 6,17%.

El Gobierno presiona a Florentino Pérez

Las dificultades no han hecho tirar la toalla a Florentino Pérez. El presidente de ACS sigue intentando convencer a los fondos para que se sumen a la contraopa… y sigue recibiendo presiones del Gobierno para lograrlo. Pese a que Mariano Rajoy tiene estas semanas mayores prioridades que la venta de la mayor concesionaria de autopistas española, su posición no ha cambiado. No le gusta nada que termine en manos italianas.

ACS está hablando con varios fondos, desde los emergentes chinos a los fondos soberanos de países árabes. Han aparecido varios nombres, como Macquire, TCI, CVC y KKR, pero todavía no les ha convencido, y parece que con uno no tendrá suficiente, puesto que necesita al menos 17.000 millones. Las dificultades son varias: la gran cantidad de dinero que tienen que aportar, que tienen que entenderse entre sí y el hecho de pasar a ser socios de una constructora, la alemana Hochtief, filial de ACS.

ACS ha elegido no endeudarse para comprar Abertis, por lo que está obligada a seducir fondos

A diferencia de Atlantia, que financiará el grueso de su opa de 16.400 millones con deuda –tiene acordado un crédito con un pool bancario–, Florentino Pérez no quiere endeudar ni ACS ni Hochtief. La española tiene el pasivo más bajo de los últimos años y su filial alemana refinanció este agosto sus 1.700 millones de deuda para tener margen de maniobra.

No obstante, el compromiso de Florentino con la reducción de la deuda sigue siendo firme. Tanto ACS como Hochtief tienen un pasivo muy controlado. Dentro de este compromiso, la constructora española redujo a menos de la mitad su endeudamiento en el último año, gracias a desinversiones como la venta de Urbaser. Así, a 30 de junio tenía una deuda neta de 1.650 millones de euros, 2.000 millones menos que un año antes. Su ratio respecto a ebitda es 0,7 veces, de los más bajos del IBEX.

Hemeroteca

Abertis (IBEX: ABE)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad