Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment y vicepresidente de la CEOE. Reclama a Ciudadanos que intente formar gobierno en Cataluña. /FOMENT DEL TREBALL
stop

Foment del Treball empieza desde cero la tramitación del expediente para separarse de la patronal que preside Antoni Abad

Josep Maria Casas

Economía Digital

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment y vicepresidente de la CEOE. Reclama a Ciudadanos que intente formar gobierno en Cataluña. /FOMENT DEL TREBALL

Barcelona, 11 de diciembre de 2017 (21:28 CET)

Foment del Treball se toma tiempo para decidir si expulsa a Cecot. En la reunión de este lunes del comité ejecutivo de Foment, que preside Joaquim Gay de Montellà, se informó de que se replanteará el proceso de divorcio con la patronal vallesana Foment, liderada por Antoni Abad: no se votará en la junta directiva y en la asamblea general del 27 de diciembre, tal como estaba previsto, sino que se aplaza hasta enero.

Tal como aconseja un informe jurídico encargado por Foment, se reiniciará desde cero la tramitación del expediente de expulsión de Cecot. En la junta directiva de Foment del próximo 8 de enero se votará la apertura del mencionado expediente. De aprobarse, se dará audiencia a Abad para que presente sus alegaciones. Finalmente, se votará si se expulsa o no a Cecot en la siguiente junta directiva.

El informe jurídico elaborado por el abogado José Luis Salido advierte que la decisión de la asamblea general de este diciembre se podría recurrir judicialmente por cuestiones de forma en la tramitación del expediente. Por lo tanto, se iniciará de nuevo el trámite. Fuentes próximas a Abad apuntan que, “formalmente”, nunca se le ha informado de que se le había abierto un expediente de expulsión.

La carta de Abad

Hace unos días, Abad envió una carta a Gay de Montellà, a la que tuvo acceso Economía Digital, en la que asegura que Cecot ha actuado con “fidelidad” y “respeto”. “Nuestra fidelidad a Foment en tanto que cúpula del empresariado y entidad con más representatividad y capacidad continua inalterada y más confirmada”, indicaba Abad.

No obstante, esta misiva no reblandeció a Gay de Montellà, del que partió la decisión de la expulsión. Foment acusa a Cecot de actuar más allá de sus límites territoriales, de secundar el llamado “paro de país” del 3 de octubre como protesta por las cargas policiales del referéndum y por criticar el decreto del ministro Luis de Guindos para facilitar que las empresas trasladen su sede social fuera de Cataluña.

Foment-Cecot: Gay de Montellà inicia desde cero el expediente de expulsión de la patronal de Abad

No está clara la decisión que adopte finalmente la junta directiva de Foment. Un amplio sector de esta patronal está cansada de lo que consideran continuos “desplantes” de Abad. Incluso recuerdan que mantiene abiertos pleitos judiciales por la gestión de su grupo de empresas. Sin embargo, también cuenta con aliados. El argumento de estos es que se debe evitar fragmentar la “unidad patronal” en un momento de crisis política como el que atraviesa Cataluña.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad