Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE. /EFE/TONI ALBIR

Foment del Treball perdona y reincorpora a Cecot

stop

El comité ejecutivo de Foment del Treball acuerda este lunes las condiciones de la reincorporación de Cecot, la patronal de Antoni Abad

Josep Maria Casas

Economía Digital

Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE. /EFE/TONI ALBIR

Barcelona, 17 de febrero de 2019 (20:31 CET)

La patronal vallesana Cecot se reincorporará a Foment del Treball. El comité ejecutivo de esta última patronal, que preside Josep Sánchez Llibre, acordará en la reunión de este lunes aceptar el regreso de Antoni Abad.

Fuentes de Foment precisan que se trata de una reunión ordinaria de su comité ejecutivo que aprovecharán para cerrar su largo conflicto con Cecot. Solo queda por decidir si su reingreso quedará supeditado a la ratificación de la asamblea general.

Sánchez Llibre (Foment del Treball) y Abad (Cecot) pactaron la semana pasada las condiciones del armisticio. Estaba cantada la vuelta de Cecot a la casa común de Foment. Así lo anunció Sánchez Llibre en su discurso de toma de posesión como presidente en noviembre pasado.

Por su parte, Abad renunció a disputar la presidencia a Sánchez Llibre en las elecciones a Foment para facilitar este acuerdo.

Gay de Montellà los echo

El anterior presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, expulsó a Cecot en marzo del pasado año. Sin embargo, se trató de un divorcio provisional. Gay de Montellà dejo claro en su momento que dejaría una posible reincorporación de Cecort en manos de su sucesor. Así ha sido.

A Cecot la echaron con el argumento de incumplir los estatutos y un acuerdo de paz firmado dos años antes. La acusaron de actuar fuera de su ámbito territorial y de invadir las competencias de Foment. La gota que colmó el vaso fue la carta que Cecot envió a Luis de Guindos, cuando era ministro de Economía, en contra del decreto gubernamental que facilitó el traslado de sedes de empresas fuera de Cataluña.

A Abad se le expulsó de Foment durante casi un año, pero no de Fepime, la patronal de la pequeña y mediana empresa vinculada a Foment. Siguió formando parte de sus órganos de gobierno.

Sánchez Llibre necesitaba el acuerdo con Cecot. Le fortalece de cara a la pugna que mantiene con Pimec, que preside Josep González, por la representatividad en las mesas de negociación. Sánchez Llibre y González mantienen un pulso para dilucidar cual es la primera patronal catalana. Si no llegan a un acuerdo en las próximas semanas, la Consejería de Trabajo de la Generalitat ordenará el recuento de sus apoyos empresariales. Este procedimiento determinará su cuota de representación en las mesas de negociación y el pedazo de pastel que les corresponda en las subvenciones institucionales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad