El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, enviará un documento de propuestas fiscales y económicas a los partidos políticos. /EFE

Foment exige al futuro gobierno que frene los cambios fiscales

stop

Foment del Treball propone a los partidos políticos que concurren a las elecciones del 28-A una fiscalidad competitiva que incentive el ahorro

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, enviará un documento de propuestas fiscales y económicas a los partidos políticos. /EFE

Barcelona, 01 de abril de 2019 (20:19 CET)

La patronal catalana Foment del Treball que preside Josep Sánchez Llibre pide al gobierno español que surja de las elecciones del 28A que evite el “sudoku fiscal”: las reiteradas modificaciones de la normativa fiscal que, a su entender, dificultan la seguridad jurídica de las empresas.

Foment entregará un documento con sus propuestas económicas a todas las formaciones políticas catalanas que se presentan a las próximas elecciones generales. Este documento está centrado en las medidas fiscales.

Sánchez Llibre subrayó la necesidad de desarrollar una fiscalidad que permita a las empresas ser competitivas. Sin embargo, no precisó el tipo ni los porcentajes. Reclamó impuestos más reducidos para los beneficios no distribuidos.

También subrayó la necesidad de revertir la recuperación del impuesto al patrimonio. Recordó que fue abolido por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 y que seria negativo para las empresas su recuperación. Calificó este impuesto de “confiscatorio” para la economía productiva.

Ligar la cotización máxima a la presión máxima

Sobre la polémica de las pensiones, Foment propone incentivar el ahorro a largo plazo, especialmente el orientado a las pensiones y contribuciones. Propuso “ligar la cotización máxima a la pensión máxima”. En el documento recuerdan que la relación ha pasado del 90,5% el 2008 al 76% el 2019.

La patronal catalana defiende rebajar la fiscalidad sobre la ocupación mediante la reducción de las cotizaciones empresariales.

También recomiendan al futuro gobierno que se mantenga en “la senda del ajuste presupuestario público” con medidas que no pasen por el incremento discrecional de los ingresos. Advierte que esta práctica penaliza la actividad empresarial.

Propone fijar el tipo reducido del 10% a una serie de actividades: gimnasios, servicios funerarios, servicios básicos como el suministro de agua o energía, parques de atracciones y peluquerías.

Recalcó que la fiscalidad competitiva debe ir acompañada por una “lucha efectiva” contra el fraude fiscal. Indicó que hay estudios que apuntan que la economía sumergida supone el 20% del PIB español. Animó a la Agencia Tributaria a poner sobre la mesa un plan estratégico para erradicar el fraude.

Salvador Guillermo, secretario general adjunto de Fomento, señaló que la fiscalidad competiva que proponen es posible porque se espera un crecimiento de la recaudación de hasta un 8% y por el descenso del número de desocupados. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad