Junta de accionistas de Grifols.

Grifols se apoya en EEUU y Canadá para ganar más

stop

Grífols concentra un 66% de las ventas en el mercado norteamericano, y aumentó su presupuesto en I+D+i casi un 13%

Madrid, 27 de febrero de 2020 (10:54 CET)

El crecimiento de los ingresos por las ventas en todo el mundo, especialmente en EEUU, impulsaron los resultados de la multinacional de hemoderivados Grifols en 2019. La compañía catalana ganó 625,1 millones de euros, lo que supone un 4,8% más que en el año anterior. 

Según ha comunicado Grifols este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos crecieron un 13,6% hasta alcanzar 5.098,7 millones de euros. La multinacional también logró una mejora sustancial de la rentabilidad: el margen bruto subyacente se sitúa en el 47,4%, mientras que el margen ebitda -resultado bruto de explotación- sobre los ingresos fue del 28,6%. Su ebitda fue de 1.434 millones, un 17,3% más que en 2018.

Por divisiones destaca Bioscience, en la que se centra el negocio principal de la compañía, el de las proteínas plasmáticas. Este apartado continuó siendo la principal aportación de ingresos de la compañía, con un crecimiento del 13,6% hasta 3.993,4 millones de euros. 

La venta de las inmunoglobinas tuvo un rendimiento especialmente bueno en EEUU y Canadá. Según informa la compañía, se registraron crecimientos a doble dígito en uno de los mercados más importante para la multinacional en el que ya obtuvo un 66,5% del total de ventas.

Grifols concentró en EEUU y Canadá el 66,5% de las ventas

También destaca la recuperación de las ventas de albúmina en China después de la renovación de algunas licencias en el gigante asiático. La Unión Europea aportó un 16,8% mientras que el 16,7% restante del total de ventas lo obtuvo de otros países. 

En cuanto al resto, la división Diagnostic creció un 4,5% hasta 734 millones gracias en gran parte a la evolución en los segmentos de soluciones para el análisis de donaciones de sangre. Los ingresos de la línea de negocio hospitalaria también repuntaron un 12,5% hasta 134 millones. Bio Supplies, por su parte, se disparó un 59,6% hasta obtener unos ingresos de 267 millones de euros. 

Grifols informa que la mejora de los márgenes operativos se consolidó durante el pasado ejercicio. El margen bruto se situó dos puntos porcentuales por encima del de 2018 hasta el 45,9% gracias a la demanda de proteínas plasmáticas, a las eficiencias industriales y al coste estable de este producto.

Un 12,9% más de presupuesto para I+D+i

Grifols invirtió un total de 661 millones de euros en 2019. Del total, aproximadamente la mitad -329 millones- fueron empleados en I+D+i, una partida que recibió un 12,9% más que en el año anterior. Las inversiones de capital, por su parte, se incrementaron un 31,7% hasta 332,2 millones de euros.

En cuanto a la terapia Ambar, el reconocido estudio para ralentizar la evolución del Alzhéimer, los más de 1.000 trabajadores de la plantilla de I+D+i ya trabajan en la segunda parte. 

La multinacional catalana ha continuado rebajando los niveles de deuda en 4,17 veces su ebitda. Al cierre del año, la deuda financiera neta se situó en 5.725 millones en los que se incluyen 742 millones de caja. En 2019, Grifols pudo completar su proceso de refinanciación de la deuda, lo que le permitió reducir en 80 puntos básicos su coste, hasta el 2,8%.

El año pasado, Grifols dio un importante paso al alcanzar un acuerdo con la farmacéutica china Shanghai RAAS para controlar el 26,2% del capital de la compañía. De esta forma, la mutinacional catalana se convertirá así en el segundo accionista. Por otra parte, su plantilla creció en todo el mundo, un 13%, hasta superar 24.000 personas, de las cuáles un 60% son mujeres. 

Grifols mantiene la retribución del 40% de las ganancias de la compañía para sus accionistas. 

Hemeroteca

Grifols
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad