El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchéz Galán. EFE
stop

Iberdrola cierra la venta de Scottish Power a Drax por 777 millones de euros pero determinará su impacto en la cuenta de resultados en unas semanas

Madrid, 02 de enero de 2019 (12:15 CET)

Iberdrola cierra la venta de sus centrales en Reino Unido. En plena incertidumbre por el Brexit, la compañía se deshace del 100%de su participación en Scottish Power Generation. La operación, por un importe de 702 millones de libras (777,6 millones de euros) es con la británica Draz Group.

La operación se enmarca dentro del plan de rotación de activos por valor de 3.000 millones de euros anunciado por Iberdrola dentro de su plan estratégico de 2018-2020. Aunque ya se había anunciado en octubre, la operación no se completó hasta el pasado lunes.

Además, Iberdrola no determinará su impacto en la cuenta de resultados hasta dentro de uas semanas, cuando se disponga de mayor información sobre los varios ajustes a los que está sujeta la venta.

Así, la operación está sujeta a los ajustes habituales una vez esté disponible el balance de situación de Scottish Power, así como a un mecanismo de compartición de riesgos y beneficios en función del nivel de pagos por capacidad no recibidos hasta el 30 de septiembre de 2019.

Con la venta, Iberdrola se convertirá en la primera energética integrada del Reino Unido 100% renovable.

La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán se desprende de una capacidad total instalada de generación de energía eléctrica convencional de 2.566 megavatios (MW) en Reino Unido. Con la venta, Iberdrola se convertirá en la primera energética integrada del Reino Unido 100% renovable.

Según la firma, la motivación de la venta, a pesar del contexto político, es ajena al brexit: la rotación de activos, asegura, se enmarca dentro de la senda hacia la descarbonización y el cambio de plantas contaminantes por las renovables.

Mercado clave

Cuando anunció la venta de los activos, Sánchez Galán aseguró que Reino Unido es un "mercado clave" y uno de los pilares presentes y futuros del grupo. Así, defendió que mantendrá su apuesta por el país. 

"Invertiremos en él 5.200 millones de libras hasta 2022, fundamentalmente en incrementar nuestra capacidad renovable y redes", aseguró.

Dentro del plan estratégico de 2018-2020 Iberdrola ya había cerrado las ventas del negocio de almacenamiento de gas en Estados Unidos, la participación minoritaria en Tirme y la planta termosolar de Puertollano, en Ciudad Real. Estas transacciones ascienden a un total de 1.200 millones de euros.

Durante este plan de dos años, esperan situar su beneficio entre los 3.500 y 3.700 millones de euros. Estima que esta transacción tendrá "un impacto positivo" en sus resultados consolidados correspondientes a este ejercicio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad