Los resultados de Iberdrola empeoran por la caída en España. Iberdrola vende centrales en el Reino Unido antes del brexit. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchéz Galán, quiere cambios en Siemens Gamesa. EFE
stop

Iberdrola logra un beneficio neto de 2.091 millones de euros hasta septiembre, un 13,5% menos que el mismo periodo del año anterior

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Los resultados de Iberdrola empeoran por la caída en España. Iberdrola vende centrales en el Reino Unido antes del brexit. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchéz Galán, quiere cambios en Siemens Gamesa. EFE

Madrid, 24 de octubre de 2018 (09:15 CET)

El beneficio de Iberdrola cae un 13,5% en los primeros nueve meses del año respecto al mismo periodo de 2017. La empresa registra un beneficio neto de 2.091 millones de euros, según informa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La buena marcha del negocio internacional contrasta con una peor evolución de la empresa en España. Iberdrola señala como responsable la ausencia de extraordinarios.

En 2017, los ingresos extraordinarios ascendieron a 759 millones de euros por la fusión de Siemens Gamesa, plusvalías de Neoenergia y la revisión del precio de contratos de aprovisionamiento de gas en España. La compañía defiende que sin contar los extraordinarios, el beneficio aumenta el 38% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Además, el resultado bruto de explotación (ebitda) se sitúa en los 6.720 millones de euros, con un incremento del 22,5%. Está impulsado por la buena marcha del negocio internacional, en oposición a los resultados en España

"Por el lado negativo señalar el impacto de las tormentas en Estados Unidos  y, principalmente, a efectos comparativos, el registro en 2017 de un resultado extraordinario positivo en el negocio de Gas en España, fruto de la revisión extraordinaria positiva de precios de los contratos de suministro que no se repite en los nueve meses de 2018", explica la empresa.

Positivos con las previsiones

Iberdrola señala que los resultados obtenidos permiten confirmar las previsiones para el cierre de este año. Según sus datos, cuando acabe 2018 habrá conseguido un beneficio neto de 3.000 millones de euros y un ebitda superior a 9.000 millones de euros.

Por su parte, el negocio de generación y clientes en España, cuya posición neta es compradora de energía al tener más mercado que generación propia, redujo sus resultados en un entorno de mayores precios en el mercado mayorista, y de subida de las materias primas y de los derechos de emisión de CO2.

Las inversiones del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ascendieron a 3.645 millones de euros. La empresa explica que cerca del 80% se destinaron a los negocios de Redes y Renovables, de acuerdo a la estrategia de la compañía. Además, los ingresos crecieron un 19,7%, hasta los 26.282,6 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad