La soprano Montserrat Caballé pone fin este martes a su vía crucis judicial

stop

FRAUDE FISCAL

La soprano catalana Montserrat Caballé / EFE

Barcelona, 19 de diciembre de 2014 (20:08 CET)

Montserrat Caballé podrá celebrar la Navidad con la tranquilidad de que su cuenta pendiente con la justicia está saldada. Su abogado, Santiago Ayesta, y la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona firmarán este martes un acuerdo que pone fin al via crucis judicial al que la soprano ha sido sometida este año por un presunto fraude fiscal valorado en 500.000 euros.

El pacto, que ya tiene el visto bueno de la Abogacía del Estado que representa a la Agencia Tributaria, estipula que Caballé asumirá su responsabilidad a cambio de una pena mínima. La cantante deberá pagar una multa del 50% sobre la cantidad defraudada, lo que significa una rebaja del 15% según lo que estipula la ley. La cantidad se suma a la responsabilidad civil por el valor de lo defraudado ya depositada en el juzgado.

Imputación

Caballé fue imputada a finales de abril este año por una querella presentada por la Fiscalía por un fraude en el IRPF correspondiente a 2010. La soprano evitaba declarar sus impuestos en España porque "formalmente" figuraba como residente andorrana "a los solos efectos de no tributar en la Hacienda Pública", acusaba el Ministerio Público.

La investigación, realizada por el juzgado de instrucción número 4 de Barcelona, se ha centrado en demostrar si la residencia formal de la cantante de ópera se encontraba en España. "Vivía de forma habitual en Barcelona, ausentándose del país sólo para el desarrollo de su actividad profesional", dice el escrito original de la fiscal Carmen Martín Aragón.

Evasión fiscal

Caballé, que en un inicio negó las acusaciones, se avino a negociar a los pocos meses de estallar la causa. Uno de los principales escollos para lograr el pacto ha sido la cantidad exigida inicialmente de multa. Finalmente, la cantante, la Fiscalía y la Abogacía del Estado han conseguido cerrar un acuerdo.

La famosa soprano ha sido una de las últimas víctimas de la eficiencia de la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona. En los últimos años, ha abierto investigaciones contra grandes personalidades de la sociedad: el abogado Emilio Cuatrecas; los propietarios de Agrolimen, la familia Carulla; o incluso el jugador del F.C. Barcelona, Lionel Messi.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad