Los perfumes de imitación crean otra ola de quiebras entre franquiciados

stop

Las derrotas judiciales de los perfumes de equivalencia activan cierres en Perfumhada, La botica de los perfumes y Equivalenza, tres franquicias que crecieron con la copia de grandes marcas

Un expositor de una tienda Perfumhada.

Madrid , 23 de febrero de 2016 (01:00 CET)

El perfume "equivalente de Abercrombie" era uno de los más vendidos en la franquicia Perfumhada, que el año pasado contaba con más de 60 tiendas en toda España. Los adolescentes y los jóvenes no dejaban de pedirlo. Incluso, a veces la tienda no encontraba los recambios o la variedad que exigían los clientes.  

Durante la crisis, las tiendas de perfumes que intentan imitar a las grandes marcas se expandieron por toda España.  Creció la búsqueda de "equivalentes" a Agua de Rosas de Adolfo Domínguez o 212 de Carolina Herrera.  

Decenas de franquiciados comenzaron a abrir tiendas de Equivalenza, Perfumhada o la Botica de los Perfumes, un catálogo de fragancias codificadas que imitan las conocidas. Pero el éxito fue tan efímero como la permanencia de un perfume barato.  

Negocio de legalidad dudosa  

El cerco judicial contra los perfumes a granel ha hecho que decenas de franquiciados hayan cerrado en toda España. Muchos de ellos se tuvieron que tragar los volantes que imprimieron promocionando productos baratos y, de repente, se dieron cuenta que el negocio en el que habían invertido había sido condenado por la justicia. Y tuvieron que cambiar de repente.  

"No podíamos anunciar que un perfume se parecía a Abercrombie. Se le cambió el nombre y se comenzó a llamar Reindeed. El 'Agua de Rosas' de Adolfo Domínguez se transformó en Rosas Blancas", explica una exfranquiciada de Perfumhada, que ha cerrado por la inviabilidad del negocio.  "Y entonces ya nada se vendía como antes", agrega.  

Las franquicias comenzaron a esconder ese listado de equivalencias, que cada vez más juzgados condenan sobre la base de que tanto las franquicias como los fabricantes están aprovechándose del éxito de marcas conocidas.  

Costes elevados  

Perfumhada contaba el año pasado con 60 establecimientos en toda España, pero en un año ha sufrido más de veinte cierres, un enorme descalabro que no oculta la propietaria de la cadena, Nieves Álvarez, que montó una tienda y decidió franquiciar el modelo y venderlo por toda España.

"Lo siento mucho por las franquicias que han cerrado y es probable que cierren algunas más si no se dejan asesorar. Pero tengo la conciencia tranquila de que lo estoy haciendo bien porque el modelo ha sido exitoso para muchos franquiciados", explica la propietaria que no oculta su falta de conocimiento al inicio de su aventura. "Hemos ido aprendiendo, sobre todo con las ubicaciones que son muy importantes. Pero no queremos retener a nadie. Todo el que se quiera ir tiene las puertas abiertas", añade.  

Los responsables de este tipo de negocios se quejan de que los elevados costes de los productos impuestos. "Hay perfumeros que los consigo más baratos en el chino de la esquina que con mi franquicia, que me obliga a comprarle todo a ella", explica una responsable de una tienda de Perfumhada.  

Plataforma de afectados  

La queja también se repite en otra cadena con gran despliegue: La botica de los perfumes. "Tenemos un grupo de chat con más de 20 franquiciados muy molestos con los costes de los productos. Además, cada vez surge más competencia. Hay productos de equivalencia en cualquier farmacia y en cualquier supermercado", explica un franquiciado de La botica de los perfumes, con más de un centenar de establecimientos en España.  

El asesor legal en franquicias, José Zamarro, explica que el modelo de negocios vendido no se sostiene en la mayoría de los casos. "Ofrecen conocimiento que no tienen, asesoría que no prestan y un modelo de negocios que tuvieron que cambiar por sentencias judiciales contra los perfumes de imitación. El resultado es que los franquiciados se encuentran prisioneros de un modelo de negocio que ha sido modificado de forma sustancial después de la firma del contrato", explica Zamarro que representa a franquiciados de Perfumhada.  

Los precedentes

El conflicto con las franquicias se extiende en casi todos los ámbitos comerciales. Comenzó con un conflicto con cadenas como Foster's Hollywood, ha salpicado a los supermercados DIA, a las tiendas Yves Rocher y también a cadenas de dentistas como Vitaldent y los establecimientos de belleza low cost Opencel

Tras la irrupción de estos escándalos, los miembros díscolos de La botica de los perfumes también han creado una plataforma de afectados para advertir sobre un modelo de negocio que consideran ruinoso.

Las cifras no les cuadran y los planes de negocio prometidos en Power Point no se corresponden con los libros de venta reales. Forman parte de una burbuja de los perfumes low cost que ya ha explotado. A principios de 2014, España contaba con 1.400 establecimientos y los responsables de las cadenas reconocen que se han canibalizado entre sí. Ahora, algunos ya han iniciado acciones judiciales contra sus franquicias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad