Naturgy avanza en su plan de contingencia: ahora la deuda. En la imagen, la junta General de Accionistas.

Naturgy avanza en su plan de contingencia: ahora la deuda

stop

Naturgy reduce su deuda en más de 1.500 millones tras recortar en su estructura y salir de los países poco rentables

Xavier Alegret

Economía Digital

Naturgy avanza en su plan de contingencia: ahora la deuda. En la imagen, la junta General de Accionistas.

Barcelona, 06 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

El modo ahorro en el que Francisco Reynés ha puesto Naturgy dicta que es la hora de reducir deuda. Tras recortar la estructura, empezando por el consejo de administración y siguiendo por la cúpula directiva, y reordenar el negocio internacional, ha llegado el momento de atajar la deuda, y el tercer trimestre ha sido una buena muestra de ello.

Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, cerró el tercer trimestre de año con 13.575 millones de euros de deuda neta, 1.579 millones menos que a principio de año. Así, pasó de 3,9 a 3,4 veces ebitda. Además, rebajó el coste medio de la deuda del 3,4% al 3,1%, con más a tipo fijo: 85% del total, por 82% de cierre de 2017.

La compañía presidida por Francisco Reynés presentó este lunes sus resultados a septiembre de 2018. Naturgy perdió 3.040 millones como consecuencia de la devaluación de activos, pero estos números rojos no paran los planes de la compañía. Estaban en la hoja de ruta, como la mejora de las cifras recurrentes, lo que le permitirá incrementar el dividendo.

Para poder subir más el dividendo y seguir haciendo las delicias de los fondos y demás inversores, Reynés puso en marcha un plan de eficiencia que se encuentra en fase de optimización de la deuda. ¿En qué consiste? Principalmente en renegociar créditos, amortizar emisiones de bonos y sustituirlas por nuevas aprovechando los bajos tipos de interés y que sean las filiales las que logren su financiación en moneda local.

Naturgy persigue un recorte de deuda de 3.600M

Con estas medidas, Naturgy pretende recortar su deuda en unos 3.600 millones, y en los primeros meses ya ha reducido un tercio del total y ha empezado a rebajar el coste de su pasivo.

En la presentación de los resultados de los nueve primeros meses del año, la energética explica que utilizó parte de su caja para amortizar deuda corporativa bancaria. En concreto, devolvió 1.270 millones de créditos en euros y 390 en dólares. Además, recompró bonos que vencían entre 2019 y 2021 por 314 millones de euros.

“Naturgy sigue con su proceso de optimización” de la deuda, “amortizando toda la deuda bancaria a nivel corporativo”. Además, según ha subrayado en un comunicado a la CNMV, ha asignado “a cada una de las divisiones de negocio la financiación que requieran para aumentar su autonomía y aumentar su flexibilidad”.

En este sentido, la compañía española pretende diversificar el riesgo y que sea cada filial la que realice sus emisiones de deuda y logre sus propios créditos. Así, ha emitido deuda en moneda local en sus negocios fuera de la zona euro.  En concreto, en Chile y en Brasil.

Plan estratégico pensando en el accionista

Estas medidas forman parte del plan estratégico 2018-2022 de la antigua Gas Natural, que tiene como gran objetivo dar valor al accionista. ¿Cómo? Poniéndose a dieta de gasto corriente e inorgánico, ya que no solo está recortando en el día a día, sino que ha abandonado la idea de una gran compra, a no ser que se produzca una verdadera oportunidad de mercado.

El primer recorte, más simbólico que efectivo a nivel económico, fue en el consejo de administración, que pasó de 16 a 12 miembros. El segundo fue en la cúpula directiva, en la que Reynés diseñó su equipo prescindiendo de dos altos cargos. A la espera de posibles nuevos recortes, ha iniciado ya la optimización de la deuda.

La compañía confirmó este lunes que está en la senda de cumplir con el incremento del dividendo establecido en el plan estratégico. Al fin y al cabo, estas medidas se toman para ello. El 27 de noviembre pagará el segundo dividendo a cargo del ejercicio 2018, de 0,45 euros por acción. Así, el dividendo anual total será de 1,3 euros por título, el 30% más que en 2017.

A partir de 2019, el objetivo de Naturgy es incrementar el pago a los accionistas un mínimo del 5% anual, para llegar a los 1,59 euros por acción en 2022. Con este plan, Reynés logró el apoyo de los fondos, liderados por CVC, que sustituyó a Repsol en el capital del grupo con el 20% de las acciones, las mismas que GIP y algo menos que Criteria, que tiene el 25,5%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad