Seat plantea otro todocamino “más pequeño y alocado”

stop

AUTOMOCIÓN

El presidente de Seat, Jürgen Stackmann | ED

02 de octubre de 2014 (14:57 CET)

Seat lanzará al mercado en 2016 el primer todocamino (denominado SUV). Los prototipos han salido del centro de Martorell para los últimos ajustes de diseño (aunque la fabricación en serie se realizará en la República Checa, en los centros de Skoda). El vehículo no se ha presentado oficialmente, pero la dirección de la automovilística ya plantea la comercialización de su hermano menor. "Un modelo más pequeño y alocado", ha reconocido el presidente de la firma, Jürgen Stackmann, en el Salón del Automóvil de París.

El ejecutivo, que pasó gran parte de su trayectoria profesional en Londres (Gran Bretaña) como vicepresidente de marketing de Ford Europa, ha mirado hacia las islas para definir el "carácter" que se pretende imprimir en el futuro modelo. "El A-SUV [el vehículo que se desarrolla] tiene que ser como el príncipe Guillermo: joven, deportivo, muy atractivo, que inspire confianza", y para el futuro todocamino, "el equipo de diseño tiene el reto de diseñar a su hermano [Enrique], enormemente simpático y algo más alocado, aunque continúe siendo un príncipe".

Producción en Martorell

Los sindicatos de la sede central, situada en Martorell, no han tardado en reaccionar al anuncio de Stackmann. El presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT), también desde París, ha reconocido que el proyecto está en fase embrionaria pero, en el caso de que evolucione, pone una petición sobre la mesa. Reclama al Grupo Volkswagen que adjudique su producción en casa.

Incluso exige a la dirección germana que amplíe el abanico de fabricación de la planta catalana sin importar la marca. "Funcionamos como grupo, ¿no?". El líder sindical recuerda que el próximo mayo finaliza la producción del modelo Altea. El aumento del trabajo que se espera en las líneas de montaje del Audi Q3 y del León podría suplir la desaparición del Altea --de hecho, se discute ampliar plantilla antes de que termine el año--, pero los trabajadores insisten en conseguir otra garantía de la viabilidad de la factoría.

Los empleados quieren evitar jugarse su futuro sólo a una carta, aunque las previsiones inmediatas sean optimistas.

Ventas consolidadas

La dirección de Seat prevé que el crecimiento de ventas del 10% se consolidará en el tercer trimestre. Por ahora, le compensa su mercado de referencia, Alemania, donde se vendieron 56.100 unidades en el primer semestre, el 11% más que el mismo periodo del año anterior. La estrategia comercial desarrollada en este país es la que se aplicará en Reino Unido, el tercer mercado europeo de Seat con 32.400 unidades comercializadas en la primera mitad del año (20% más).

España es el segundo mercado de la firma. Seat controla el 8% de la cuota y sus ventas se han incrementado el 12,7% en el primer semestre (48.400 unidades).

Foco europeo

La automovilística española tiene el foco puesto en Europa. Ha aparcado por el momento otros polos de crecimiento, como la apuesta por China, hasta que saneen su balance. Planea volver a los beneficios en 2018 y, según la dirección y los trabajadores, se avanza a paso firme hacia el objetivo.

El principal obstáculo al que debe hacer frente es de carácter estructural. Seat sufrirá si, finalmente, la Unión Europea entra en deflación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad