Vodafone paga el efecto MásMóvil: castigo de Moody's. EFE

Vodafone saca la cabeza en enero (sin el fútbol)

stop

El operador británico, castigado durante el verano por su renuncia al fútbol, empieza a ver cómo frena la sangría de clientes

Barcelona, 04 de febrero de 2019 (15:57 CET)

Vodafone arrancó 2019 tomándose un respiro. La compañía británica, después de meses de sangría por su renuncia al fútbol, vio cómo el número de clientes que saltaba a la competencia lo hacía con cuentagotas, en claro contraste a las compañías que le habían castigado durante la guerra del fútbol. El motivo es sencillo: el mercado está dominado únicamente por el bajo coste. 

La compañía británica cerró el mes de enero con un saldo de portabilidades negativas de solo 5.200 clientes móviles, un dato menor frente a la salida protagonizada durante el enero de 2018 (-53.120 clientes móviles) y, sobretodo, respecto a los meses de verano y posteriores, donde vio cómo Movistar y Orange lanzaban ofertas para hacerse con sus clientes de valor

La mejora del rendimiento de la enseña británica durante el mes de enero se puede ver ahora a la inversa, es decir, observando el resultado de Movistar y Orange, que fueron las que más clientes móviles perdieron pese a ofrecer todo el contenido de valor (UEFA Champions League y La Liga).

Ambas, en conjunto, según datos no oficiales — la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) debe auditarlos— , se despidieron de 100.000 clientes móviles en el primer mes de 2019. 

El bajo coste domina el mercado

Y es que la tendencia del mercado ha girado en un único sentido. Los clientes que ahora cambian de compañía lo hacen buscando ofertas de bajo coste. Las mismas fuentes apuntan a que muchas compañías están entrando en esta dinámica y están armando sus segundas marcas para taponar la sangría de clientes.

No obstante, también matizan que el trasvase de clientes tendrá un impacto menor en las cuentas de resultados, al tratarse de clientes que aportan un ticket medio inferior a los que, por ejemplo, tienen los clientes convergentes que contratan servicios de televisión.

Lowi, la marca secundaria de Vodafone, sería un claro ejemplo. La enseña low cost, que solo ofrece servicios de móvil y fibra, tuvo un resultado positivo en portabilidades, que maquilló las salidas de la marca principal de la compañía. 

En líneas generales, los ganadores durante el mes de enero fueron claramente dos. El primero fue MásMóvil, que sigue arrasando con su estrategia multimarca, al captar 54.400 líneas móviles. 

El segundo vencedor fue el grupo de operadores móviles virtuales (OMV), que ofrecen prestaciones muy sencillas (como las ofertas de “solo móvil”, que no incluyen servicios complementarios) por precios muy económicos.

En este grupo aparecen operadores desconocidos para el gran público como Digi, centrada en el cliente extranjero, u Oceans, de origen gallego. Ambos, junto al resto de OMV que la CNMC agrupa pero no desglosa en sus resultados, captaron aproximadamente 55.000 líneas móviles. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad