La eficacia de la vacuna de Johnson & Johnson sube al 66% entre incógnitas por las nuevas cepas del virus

Los resultados en Sudáfrica muestran que la eficacia es menor y alimentan la preocupación en torno a la posibilidad de que una variante deje sin efecto las vacunas

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de Covishield contra la covid-19 en el hospital Patan de Lalitpur, Nepal. EFE/ Narendra Shrestha

La vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson ha demostrado una eficacia del 66% en la prevención de la enfermedad moderada y grave en un ensayo global de fase 3, pero una eficacia del 85% contra la enfermedad grave, según ha anunciado la compañía. 

Todas las muertes y hospitalizaciones se produjeron en el grupo de control que recibió un placebo y el ensayo ha contado con 45.000 participantes de diferentes países. 

Sin embargo, los resultados presentan diferencias geográficas: la eficacia sube al 72% en Estados Unidos y cae a tan solo el 52% en Sudáfrica, donde domina una variante más contagiosa. 

Menos eficaz que Moderna y Pfizer

En cualquier caso, la eficacia es considerablemente menor que sus rivales que ya han conseguido la autorización. Moderna y Pfizer anunciaron que sus vacunas ofrecían una eficacia del 94,1% y del 95% en la prevención de la enfermedad respectivamente. 

A pesar de todo, los resultados siguen siendo prometedores y la compañía juega con una ventaja esencial: su vacuna es monodosis. 

“La Organización Mundial de la Salud considera que una vacuna de una sola dosis es la mejor opción en situaciones de pandemia, ya que mejora el acceso, la distribución y el cumplimiento. La eficacia del 85% en la prevención de la enfermedad grave por Covid-19 y la prevención de las intervenciones médicas relacionadas con la Covid-19 protegerán potencialmente a cientos de millones de personas de los resultados graves y mortales de la Covid-19. También ofrece la esperanza de ayudar a aliviar la enorme carga impuesta a los sistemas sanitarios y a las comunidades”, señala Paul Stoffels, director científico de Johnson & Johnson.

Además, la vacuna no requiere de temperaturas de congelación y puede ser distribuida por los canales estándar. 

La farmacéutica asegura que va a solicitar una autorización de emergencia a la FDA “a principios de febrero y espera tener el producto disponible para su envío inmediatamente después de la autorización”.

Johnson & Johnson ha asegurado en numerosas ocasiones que su objetivo es fabricar 1.000 millones de dosis en 2021 y el comunicado asegura que “el calendario de fabricación previsto por la empresa le permitirá cumplir sus compromisos de suministro para 2021, incluidos los firmados con gobiernos y organizaciones mundiales”. 

Mathai Mammen, director global de Investigación y Desarrollo de Janssen, ha asegurado que se solicitará la autorización a la FDA a finales de la próxima semana y “poco después” a los demás organismos reguladores, incluyendo la Agencia Europea del Medicamento. 

En total, la Comisión Europea ha reservado 400 millones de dosis de esta vacuna y cada dosis cuesta 6,93 euros. 

Los datos en Sudáfrica alimentan la preocupación sobre la nueva variante 

Los resultados del ensayo en Sudáfrica alimenta la preocupación provocada por las investigaciones que apuntan a que la variante sudafricana tiene más capacidad de evadir las vacunas. 

“La variante sudafricana lleva una mutación en la proteína de la espiga llamada E484K, que no está presente en la cepa de Reino Unido. Se ha demostrado que la mutación E484K reduce el reconocimiento de los anticuerpos. De este modo, ayuda al virus SARS-CoV-2 a eludir la protección inmunitaria proporcionada por la infección o la vacunación previas”, explica François Balloux, catedrático de Biología de Sistemas Computacionales y director del Instituto de Genética del University College London, a Science Media Centre. 

Aunque no parece que deje totalmente sin efecto las vacunas, sí que reduce su eficacia y otros fabricantes ya se han puesto en marcha para estudiar la posibilidad de desarrollar una versión de sus candidatos más potente contra esta variante. 

La aparición de nuevas variantes ha aumentado la necesidad de acelerar una campaña de vacunación lastrada por los retrasos y problemas de producción de las farmacéuticas. 

Si la vacuna de Johnson&Johnson logra la aprobación, será sin duda un gran activo en la lucha contra la pandemia en medio de la escasez de vacunas. 

La compañía ha querido resaltar que la protección contra enfermedad grave ha sido la misma en todos los países, incluyendo Sudáfrica, y lo ha achacado a la producción de células T

Noticia original: Business Insider

Autor: Ana Zarzalejos

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.