Escrivá asegura que los ERTE solo están afectando al sector automovilístico

Con el estallido de la guerra en Ucrania, el sector automovilístico vuelve a verse afectado por el encarecimiento de las materias primas y muchas empresas automovilísticas se han visto obligadas a parar su actividad

Un operario trabaja en una fábrica de coches. EFE

Un operario trabaja en una fábrica de coches. EFE

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha asegurado este miércoles que el ligero incremento de los ERTE es «todo en el sector automovilístico». Según el ministro, se trata de números muy pequeños que cifra en 3.000 trabajadores. En este sentido, ha expresado que durante el semestre anterior, castigado por los parones en la cadena de suministro y por la pandemia, la cifra fue más alta. Además, ha asegurado que en otros sectores, como la pesca o el transporte, «no estamos viendo nada».

Ahora con el estallido de la guerra en Ucrania, el sector automovilístico vuelve a verse afectado por el encarecimiento de las materias primas. Rusia es uno de los primeros productores de aluminio, el níquel o el paladio, materias que han subido de precio en el mercado e imprescindibles para la actividad automovilística. De este modo, este será el siguiente episodio de una crisis que viven desde hace ya dos años, primero por el Covid-19 y luego por la falta de semiconductores.

La crisis de semiconductores y microchips vuelve por la guerra en Ucrania

El grupo automovilístico Stellantis anunció que suspenderá temporalmente la producción en la fábrica de Vigo dentro del plan de cierres iniciado por la falta de semiconductores. A la crisis de los microchips, que afecta a todo el sector automovilístico, se le ha sumado la guerra en Ucrania, que también está afectando a la compañía, que en los últimos meses se ha visto obligada a detener su producción en reiteradas ocasiones. Por el momento, la automovilística no reanudará su actividad el próximo 21 de marzo.

Por su parte, Renault, que en noviembre consiguió prolongar su ERTE por la crisis de los semiconductores hasta el próximo 30 de junio en las plantas de PalenciaValladolid Sevilla, ahora llega la guerra y dificulta su actividad. Fuentes sindicales dan por hecho a Economía Digital que los problemas logísticos derivados de las sanciones a Rusia terminarán por impactar a las plantas españolas. Por el momento trabajan con normalidad, pero no saben cuánto tiempo durará, teniendo en cuenta que Rusia es el secundo mercado más importante para la automovilística.

A estas dos compañías, se suma Seat. La dirección de la automovilística española, informó el pasado miércoles a los sindicatos sobre un excedente de plantilla de unas 2.800 personas hasta 2026 en la transición del coche de combustión al eléctrico. En este sentido, justificaron el excedente de mano de obra por la menor carga de trabajo que supone ensamblar un coche eléctrico (según la automovilística requiere un 30 %), vinculada a la producción de un coche eléctrico pequeño en la fábrica de Martorell y la reducción de volumen de cajas de cambio.

A lo largo de toda la campaña, la planta de Seat en Cataluña se vio afectada por cierres temporales y suspensiones de turnos por la falta de piezas. Además, tuvo que presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que estará vigente hasta al menos el próximo 30 de junio.

Volkswagen Navarra también informaba de un nuevo ERTE para el primer semestre de 2022, concretamente hasta el 30 de junio de 2022, «por causas productivas», debidas a la crisis en el suministro de semiconductores.

El BCE prevé que la crisis de semiconductores siga hasta 2023

El Banco Central Europeo (BCE), a principios de año, aseguró que la escasez de los semiconductores se podría mantener hasta finales de este año e incluso que se prolongue hasta 2023 porque para aumentar la producción es necesario «un nivel elevado de inversión». No obstante, los economistas también señalaron que las disrupciones en las cadenas de suministro «pueden mejorar gradualmente en la segunda mitad de 2022», aunque existe un alto grado de incertidumbre respecto a su evolución.

Plan Nacional de Respuesta a la guerra de Ucrania

El Consejo de Ministros aprobó este martes el procedimiento y la constitución del Fondo RED para la solicitud inmediata de los nuevos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ligados a la formación y constituidos en el marco de la nueva reforma laboral para atender las necesidades de los sectores afectados por la guerra.

El mecanismo RED es una de las medidas incluidas en el Plan Nacional de Respuesta a la guerra de Ucrania, anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo 29 de marzo.

Además, el Gobierno prorrogó el pasado 22 de febrero un mes más los ERTE Covid, hasta el 31 de marzo, para dar un margen más amplio de adaptación a las empresas.