La entrada de gas en barco sube en España hasta un 69% este enero respecto a 2021

Un 68,7 % gas natural que entró en el país llegó en forma de gas natural licuado (GNL), es decir, en buques, frente al 45,4 % que lo hizo en el mismo periodo del año anterior

Foto: Enagás

Las importaciones de gas a través barcos este enero han ascendido hasta un 24% en España respecto al mismo mes del año anterior. De esta manera, según los datos recogidos por el Boletín Estadístico sobre gestión del sistema gasista de Enagás correspondiente al primer mes de 2022, un 68,7 % del gas natural que entró en este enero llegó en forma de gas natural licuado (GNL), es decir, en buques, frente al 45,4 % del mismo periodo.

El temor a que España se quedara sin gas tras cierre del gasoducto de Magreb el pasado mes de noviembre era infundado, tal y como aseguró Economía Digital y como lo han demostrado ahora los datos. El hecho de que uno de los dos principales canales que importan gas al país cerrara -uno es el del Medgaz, que viene directamente de Argelia pasando por el mar, y el otro es el de Magreb, que de Argelia pasa a Marruecos, desde donde cruza el estrecho y va para Almería y Portugal- ha fomentado otros modos de transporte: los barcos metaneros.

Este tipo de buque trae el gas en estado líquido, por lo que ocupa menos espacio y pueden llevar mayor cantidad. Eso supone que tiene que pasar por un proceso para cambiar de estado, sometido a presión hasta que alcanza una temperatura de 160 grados bajo cero. A esta transformación se le conoce como gas natural licuado (GNL).

Ya en diciembre del pasado año, un 68,8 % del gas natural que entró en España llegó en barcos en forma de GNL, frente al 47,6% que lo hizo en el mismo mes de 2020. Ahora, las importaciones en enero de gas natural realizadas a través de gasoducto se han situado en un 31,3 % del total, frente al 68,7 % que ha entrado en forma de GNL.

Estados Unidos supera a Argelia en suministro de gas

España no ha contado con todos los suministros de gas previstos este invierno. Los envíos a través del gasoducto del Medgaz, el único que queda en funcionamiento desde Argelia, han sufrido algunos contratiempos en el cierre del año que llegaron a provocar recortes en las importaciones. Además, la incertidumbre geopolítica, sumada a la tensión y el miedo a una nueva guerra, ha provocado un un vuelco en el mapa de suministradores de gas, convirtiéndose de esta manera Estados Unidos en el principal proveedor.

La cantidad de gas de Estados Unidos, que llega todo en GNL en buques, que ha entrado en enero se ha multiplicado por más de seis con respecto al mismo mes de 2021 y ha alcanzado los 13.103 GWh, lo que supone el 34,6 % de todo el gas que ha llegado. En cambio, ha entrado a España un 22,83 % menos de gas procedente de Argelia que en el mismo mes del año pasado, y los 9.620 gigavatios hora (GWh) que han llegado de ese país , es decir, el 25,4 % de todo el gas que ha entrado en el mes, se han recibido todos por gasoducto.

Imagen de archivo de una plataforma de gasoducto submarino entre Argelia y España. EFE/Carlos Barba

Cabe destacar que no se trata de la primera vez que las entradas de gas de Argelia a España en un mes se ven superadas por las de otro país. En concreto, en el año en que irrumpió la pandemia del coronavirus, 2020, hubo cuatro meses en los que otros países superaron a Argelia. En febrero, marzo y mayo de hace dos años se puso por delante Estados Unidos y en julio cogió la delantera Catar.

El suministro de Rusia cae

Por otro lado, en pleno conflicto entre Rusia y Ucrania, la dependencia de Europa del gas procedente del país gobernado por Vladímir Putin es un elemento clave que bloquea las negociaciones. De hecho, el gasoducto Yamal-Europa es una de las principales vías por las que la UE consigue gas natural, junto con los conductos que conectan Argelia con España y Marruecos con España.

Sin embargo, la entrada de gas de Rusia en el mes de enero ha caído un 17,53 % con respecto al mismo mes de un año antes, hasta los 2.178 GWh, lo que supone el 5,8 % del total del gas que ha entrado. Cabe destacar que Rusia es el país con la mayor reserva de gas de todo el mundo. Las instalaciones en la península de Yamal, en el norte del país, poseen unos 4,9 billones de metros cúbicos de reservas de gas. Este número duplica el total de las reservas de la Unión Europea, que tiene 1,9 billones, de acuerdo con Nord Stream 2.

Ana Carrasco González