Volkswagen tropieza con el Perte: España no llega a las ventas de coches eléctricos que exigía

La automovilística exigió que los vehículos enchufables representasen el 10% de las ventas totales en el país para fabricar coches limpios en las plantas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra)

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, presenta sus modelos eléctricos en el Automobile de Barcelona. EFE/Quique García

Volkswagen se da de bruces con la realidad del mercado automovilístico español: las ventas de eléctricos no avanzan al ritmo previsto en su hoja de ruta. El grupo insistió una y otra vez que para fabricar coches limpios en España primero había que venderlos. Pero los compradores no responden: en 2021 la cuota de mercado de los vehículos enchufables fue del 7,8% frente al 10% exigido por la empresa. Tampoco se alcanzaron los 28.000 puntos de carga puestos como requisito.

Cada vez que compareció ante los medios, el presidente de Seat –la filial de Volkswagen AG que lidera el Perte–, Wayne Griffiths, alertó de los retrasos que sufre la electrificación en el país . “España no puede estar a la cola de Europa en electrificación”, lamentó.

Según los datos hechos públicos por la patronal de fabricantes Anfac, las matriculaciones de automóviles eléctricos o híbridos enchufables en 2021 representaron el 7,8% de las 859.477 unidades comercializadas en España. Aunque cada vez es más cercana, la cifra sigue lejos del aproximadamente 10% que este tipo de vehículos representan de media en Europa.

“Solamente estamos por encima de Grecia; nuestro mercado roza el 5% si incluimos los híbridos enchufables, mientras que en otros países está en torno al 80% como en Noruega o el 10% en la media europea”, había criticado el dirigente británico en mayo

En marzo, Griffiths ya había lanzado el primer aviso. Para que Seat desarrollo su plan de producir 500.000 eléctricos en Martorell, la cuota de mercado en la venta vehículos limpios debería saltar desde el 5% actual a aproximadamente el 10% en 2021. Los dos dígitos apenas se rozaron en diciembre (9,67%) y siempre con los híbridos enchufables con mayor peso en el porcentaje.

Los datos, eso sí, son muy superiores al 3% en el que se movía la industria en febrero de 2020, antes del estallido del coronavirus, o el 1,1% cosechado en abril de 2019, el mes con el que se comparan las ventas para eliminar distorsiones.

“El Moves III es una buena propuesta, pero en otros países todo es menos burocrático”, lamentó Griffiths

Además, los puntos de carga deberían ascender desde los 8.000 actuales hasta los 28.000. Aunque no existen cifras oficiales, Anfac cuantificó en 12.000 los puntos de recarga públicos existentes en España.

“Ambos puntos son un requisito, sí”, confirmó Griffiths cuando se le preguntó.

Una de las medidas impulsadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para desarrollar el coche limpio fue la tercera edición del plan Moves. “El Moves III es una buena propuesta del Ejecutivo, pero como se trabaja centrando en las autonomías hace que todo vaya más lentos; en otros países todo es mucho menos burocrático”, valoró Griffiths.

El plan Moves sí tiene en cuenta el coche híbrido

Pese a quedar fuera de la mayor parte de paquetes de los fondos europeos, el Ejecutivo sí incluyó al vehículo híbrido en la tercera edición del plan Moves. Con un presupuesto inicial de 400 millones ampliable a 800 millones, el programa otorga un incentivo de hasta 7.000 euros por la adquisición de un turismo.

Para obtener la bonificación máxima eso sí habrá que achatarrar un vehículo de más de siete años de antigüedad. De no jubilar ningún automóvil, el máximo a percibir se reducirá a 4.500 euros.

Avatar