Renault fabricará medio millón de vehículos menos por la crisis mundial de microchips

La compañía francesa hunde sus previsiones de producción debido al cierre de fábricas durante la pandemia y de las dificultades para contar con suministros

Vista de la factoría de motores de Renault en Valladolid. EFE/NACHO GALLEGO

El impacto de la crisis económica del coronavirus y la escasez de semiconductores ha desmontado los planes de producción de Renault. La compañía francesa ha comunicado que este año prevé fabricar 500.000 vehículos menos, como consecuencia del cierre de fábricas durante la pandemia y de las dificultades para contar con suministros en las plantas que siguen activas.

Las estimaciones reveladas en la presentación de resultados del tercer trimestre van en la línea de las medidas adoptadas por la empresa en España. Renault se prepara para prolongar más allá de final de año el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de la plantilla debido a la crisis de microchips y ya ha recortado la producción en puntos como Palencia.

El grupo automovilístico vendió en todo el mundo 599.027 unidades entre los meses de julio y septiembre, lo que representa una caída del 22,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. Entonces, el sector comenzaba a reactivarse después de la paralización provocada por los confinamientos que provocó la primera oleada de contagios de Covid-19.

El desplome de las ventas se ha cebado especialmente con el área de Europa, que concentra más de la mitad del negocio de Renault. En el viejo continente la reducción ha sido del 26,3%, mientras que el retroceso en el mercado internacional ha sido algo más moderado (17,3%).

La caída de las ventas ha alcanzado a todas las gamas de vehículos del grupo francés. La marca Renault ha sufrido un desplome del 24,4%, las de Dacia se han hundido un 11,2% y las de Lada, que se centran fundamentalmente en Rusia, han caído también un 27,8%.

A pesar de estos números rojos, la compañía sí que ha identificado algunos nichos de mercado que han crecido en los últimos meses. Las ventas de vehículos comerciales se han levantado un 1,4% gracias al impulso de los modelos Renault Master y Trafic, a pesar de que la tendencia en el mercado es negativa. También han crecido un 29% los coches particulares de tecnología E-TECH.

Renault no levanta las ventas en España pese al fin de la pandemia

La crisis de los microchips ha impedido a Renault levantar las ventas en buena parte de sus mercados estratégicos en el acumulado de 2021, a pesar de que la comparativa se realiza con respecto al año de la pandemia, marcado por los confinamientos domiciliarios y el desplome del consumo en todo el mundo.

Renault ha detallado que el volumen de ventas en los nueve primeros meses del año en España ha representado los 84.785 vehículos, lo que representa una caída del 2,3% con respecto a los 86.146 del año anterior. La situación mantiene al mercado nacional como el séptimo más importante para el grupo en su estrategia internacional.

A pesar de la crisis de los semiconductores, el grupo sí que ha levantado sus ventas en Francia que ha logrado colocar 391.483 vehículos en lo que va de año. También han crecido en Rusia (367.348) que amenaza con situarse por delante del mercado por excelencia de la compañía gala.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.