Telefónica deja las cosas claras a Digi: se ofrece como socio, pero advierte que seguirá compitiendo

El operador de origen rumano ya está sentado en la mesa con las grandes compañías del sector, y su aparición en la Junta de Accionistas de Telefónica deja constancia

Digi

El consejero delegado en España de Digi. EFE/Fernando Villar

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La Junta de Accionistas de Telefónica tenía muchos frentes abiertos, sobre todo en el ámbito corporativo, pero también se ha colado un invitado empresarial: Digi. El gran agitador del sector en los últimos años tiene en el aire el principal acuerdo mayorista de España, y a su vez es el gran competidor del sector. 

Durante el turno de preguntas de los accionistas, una intervención pidió la opinión de la compañía sobre la fusión entre Orange y MásMóvil, y cómo queda el entorno competitivo. Lo curioso es que el protagonismo en la respuesta se lo ha llevado Digi.

El CEO de Telefónica, Ángel Vilá, ha sido el encargado de trasladar la respuesta. Sobre la fusión, y las condiciones impuestas por la Comisión Europea, el directivo del operador azul reconoció que están en línea con lo esperado, pero con ciertas inconsistencias. 

Asumen desde Telefónica que gran parte de los ‘remedies’ han ido para garantizar la competitividad del sector mayorista, cuando Bruselas explicó en sus informes preliminares que, precisamente, era el segmento de negocio que no le preocupaba. 

Pero entonces apareció en la respuesta Digi, que ha sido beneficiaria de los ‘remedies’ —con un paquete frecuencias de ancho de banda—, y llegó el ‘sí, pero no’. 

Digi: socio y rival 

Vilá quiso recordar que el crecimiento de Digi en el negocio móvil no puede ser muy grandes puesto que las frecuencias que se ha llevado son de la franja alta del espectro —y que no son muchas—, mientras que no tiene frecuencias bajas. 

Eso obliga a que Digi necesite de un importante acuerdo mayorista. Telefónica ha indicado que esa puerta está abierta para renegociar el acuerdo que tienen actualmente. 

Entonces, en otro cambio de tercio, Vilá explicó ante los accionistas de Telefónica que los nuevos entrantes del sector, entre los que se debe incluir a Digi, tienen importantes apalancamientos, y además con sus tarifas bajas deben controlar el Arpu (rentabilidad por cliente). 

Ante este escenario, el Consejo de Telefónica ha garantizado que seguirán compitiendo. Un mensaje que ha incluido a MásOrange, y su nuevo tamaño dentro del sector, pero que no preocupa. 

La importancia del contrato 

Un informe de Barclays publicado esta semana sitúa una horquilla de entre 1.500 M€ y 2.000 M€ los ingresos estimados en un potencial contrato mayorista de 5-6 años de duración —en una tipología de contrato por servicios, descartando otro tipo de acuerdos de propiedad—. Sería un margen similar a los 300 M€/año que actualmente recibe Telefónica por parte de Digi para el uso de sus redes. 

Según trasladan fuentes del sector a ECONOMÍA DIGITAL, en los cuarteles generales de ambas compañías ya se maniobra para conseguir este acuerdo en 2026, una vez que termine el actual contrato que tienen Telefónica y Digi.

MásOrange parte como socio ventajoso tras los ‘remedies’ impuestos por la Comisión Europea para la validación de la fusión entre Orange y MásMóvil. Aunque Telefónica ya dejó claro de manera pública —en la presentación se resultados anuales— que tienen la intención de conseguir una renovación.  

Pese al importante despliegue de red de fibra (FTTH) que ha llevado a cabo Digi, y aunque ahora lo haya vendido —tendrá acceso preferencial—, se trata de un contrato clave en el ámbito mayorista.

Comenta el artículo
Raúl Masa

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp