Ana Botin, presidenta del Santander. EFE

Ana Botín siembra dudas sobre el plan de Banc Sabadell en Reino Unido

stop

La presidenta de Banco Santander afirma que las pymes, una de las áreas de crecimiento de TSB, sería de las más perjudicadas por un brexit duro

Madrid, 03 de octubre de 2019 (20:00 CET)

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, teme el impacto que el brexit sin acuerdo hacia el que Boris Johnson parece que lleva al Reino Unido, vaya a generar en las pymes del país. Según recoge Bloomberg, durante una intervención este miércoles, Botín habría señalado que el problema puede ser para "las pequeñas empresas". "He escuchado todo tipo de historias sobre lo que puede pasar con los empresas pequeñas y la cadena de suministro en caso de un brexit duro", afirmó.

La advertencia de la presidenta de Banco Santander no parece especialmente un guiño cómplice para el otro banco español que opera en el Reino Unido, Banco Sabadell. El mercado espera el nuevo plan estratégico de la entidad presidida por Josep Oliu para el británico TSB, que en 2018 le costó un serio disgusto al grupo por los problemas en la integración de sus plataformas tecnológicas. Y el Sabadell siempre ha señalado que uno de sus objetivos era que TSB creciera en el segmento de pymes (un negocio que el grupo conoce muy bien en España).

En este sentido, durante la presentación de resultados del primer semestre, ya anticipó que había comenzado a operar en este negocio, con el objetivo de ir a más. Se espera que la nueva hoja de ruta del TSB se conozca a lo largo del cuarto trimestre. La primera fecha clave para testear alguna de sus líneas maestras será el próximo 25 de octubre, que es cuando Banco Sabadell presentará sus resultados del tercer trimestre.

En mayo, el Sabadell fichó a una nueva consejera delegada para TSB, Debbie Crosbie, y en los últimos meses ha ido poco a poco retirando las medidas comerciales especiales que implementó para retener y captar clientes tras los fallos tecnológicos de 2018. En el primer semestre de 2019, la filial británica ya aportó de manera muy tímida resultados al grupo, pero se anticipaba que la recuperación de la actividad se produciría en 2020.

El brexit impacta en Banco Santander

La advertencia de Ana Botín llega apenas una semana después de que el Santander anunciara un ajuste de 1.500 millones en la valoración de su filial en el Reino Unido, afectado por el brexit. Concretamente, el banco ha decidido reducir el valor del fondo de comercio asignado a su filial en Reino Unido. 

Banco Sabadell, sin embargo, esquivará un impacto similar, ya que la adquisición de TSB, como se realizó a valor contable, no generó ningún fondo de comercio, tal como adelantó Economía Digital

Los efectos del brexit, sin embargo, no serán inocuos para el banco; aunque por ahora son complejos de estimar. En los folletos que ha ido registrando en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha confesado que estarán ligados al impacto que tenga en la economía real y que cuenta con un plan de contingencia ante un brexit sin acuerdo.

Así, en el informe financiero del primer semestre de 2019, especifica que aunque no es su escenario central (apuesta por una salida ordenada en 2020), cuenta con una planificación específica en la que el Reino Unido retorna a las reglas de la OMC, "con la consecuente introducción de barreras arancelarias y no arancelarias", señala. "Esto provoca una importante caída del comercio exterior para Reino Unido", apunta. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad