El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, durante la primera junta general de accionistas fuera de Cataluña, concretamente en Alicante. EFE
stop

Banc Sabadell gana 259 millones en el primer trimestre, un 33% más, pese al lastre de TSB y a que los márgenes sufren

Xavier Alegret

Economía Digital

El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, durante la primera junta general de accionistas fuera de Cataluña, concretamente en Alicante. EFE

Barcelona, 26 de abril de 2018 (08:01 CET)

Banc Sabadell superó los 800 millones de beneficios en 2017 y se encamina, este año, hacia una nueva cota: los 1.000 millones. En el primer trimestre puso las bases: ganó 259 millones, el 32,7% más, según los resultados remitidos a la CNMV. El banco que preside Josep Oliu logró esta cifra en un entorno de moderación de los márgenes y con el lastre del británico TSB.

Los resultados del Sabadell, el segundo gran banco en presentar los trimestrales, se parecen a los del Santander en en una cosa: ganan más, pero lo hacen gracias a la reducción de las dotaciones, ya que los márgenes sufren. El margen de intereses del banco catalán se incrementó el 1,9% (2,8% a tipos constantes), hasta los 911,5 millones. Sin TSB, habría sido de 658 millones, con una subida idéntica.

Más gastos extraordinarios

Donde empieza a sufrir el Sabadell es en el margen bruto, que incluye también comisiones, resultados de operaciones financieras y otros conceptos menores. Éste cayó el 5,8%, hasta los 1.455 millones de euros. El margen neto todavía sufrió más: bajó el 20,9%, hasta 615 millones.

La causa de esta caída hay que buscarla en el incremento del 12,7% de los gastos de explotación, hasta los 753 millones. Los recurrentes subieron el 3,9%, pero los que se dispararon, multiplicándose por cuatro, fueron los no recurrentes, llegando a los 77 millones de euros.

La explicación se encuentra en los sobrecostes de la integración del banco británico TSB, culminada el pasado fin de semana. Sin este factor, los gastos no recurrentes apenas habrían superado los tres millones de euros.

Menos dotaciones

¿Cómo se llega de un margen neto cayendo a un beneficio subiendo? En el caso del banco que dirige Jaume Guardiola, reduciendo a la mitad las dotaciones para insolvencias: de 508 a 244,8 millones. Es una práctica que, en mayor o menor medida, se va observando en el sector por la mejora de la situación económica y la venta de activos problemáticos, los que más dotaciones exigen.

TSB resta

TSB, cuya integración se cerró con seis meses de retraso y un sobrecoste total de 160 millones –80 de operaciones y 80 más de lucro cesante–, siguió siendo una rémora en las cuentas del Sabadell. El margen bruto habría caído en menor medida sin el banco británico en su perímetro, y el beneficio habría sido de 303 millones, el 58% más que en el primer trimestre de 2017 y 44 millones más que el cosechado entre enero y marzo de 2018.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad