José Luis Ábalos, Carmen Calvo, la mujer de Pedro Sánchez, María Begoña Gómez, Pedro Sánchez, Adriana Lastra y Cristina Narbona, durante la celebración de los resultados electorales en la sede del PSOE en la Calle Ferraz de Madrid. EFE/JuanJo Martín

Sánchez convertirá la Seguridad Social en un pozo sin fondo

stop

El Gobierno prevé que la Seguridad Social acumulará un déficit de 30.000 millones en los próximos tres años

Economía Digital

José Luis Ábalos, Carmen Calvo, la mujer de Pedro Sánchez, María Begoña Gómez, Pedro Sánchez, Adriana Lastra y Cristina Narbona, durante la celebración de los resultados electorales en la sede del PSOE en la Calle Ferraz de Madrid. EFE/JuanJo Martín

Barcelona, 03 de mayo de 2019 (11:10 CET)

Pedro Sánchez acaba de ganar las elecciones y si logra formar gobierno, algo que aparentemente no tiene difícil —suma con Ciudadanos pese a que Albert Rivera no parece estar por la labor, o con Unidas Podemos, con o sin Pablo Iglesias en el gobierno, el PNV y la abstención de los independentistas—, hará un agujero de 30.000 millones en la Seguridad Social. Esta administración no ha parado de acumular déficit y en los próximos años puede convertirse en un pozo sin fondo.

Ya se van conociendo las consecuencias que tendrán algunas de las medidas económicas del PSOE en la nueva legislatura, por la documentación que el gobierno está enviando a la Comisión Europea. Primero fue el hachazo fiscal y ahora el déficit de la Seguridad Social, que en los próximos tres años será de 30.000 millones, según ha comunicado a Bruselas y ha adelantado El Mundo.

Los datos enviados por el Ministerio de Economía a la UE el martes desvelan que el ejecutivo de Sánchez prevé que la Seguridad Social gaste este año 14.000 millones más de los que ingrese. En 2020, el desequilibrio será de 11.000 millones, y en 2021 de 5.000 millones. En 2022, el déficit debería desaparecer. Pese a ello, los socialistas se han comprometido a ligar las pensiones al IPC.

La Seguridad Social recibe el dinero de las cotizaciones de empresas y trabajadores y sirve para pagar las pensiones a jubilados y personas con bajas temporales o permanentes. En épocas de bonanza económica, acumuló un superávit que llegó a superar los 66.000 millones en 2011. Sin embargo, desde entonces está en caída libre y la hucha de las pensiones ya estaría vacía si no fuera porque algunos pagos, sobre todo de las extras, se ha asumido con créditos.

La subida de las pensiones agujerea la Seguridad Social

Buena parte del nuevo déficit vendrá por las subidas de pensiones previstas por Sánchez. El principal factor para determinar si pierde o gana dinero es el mercado laboral: con mucho paro, bajan las cotizaciones y la Seguridad Social entra en déficit. Pero también depende de si suben o no las pensiones y de si suben o bajan las cotizaciones, dos decisiones que forman parte de la política económica y fiscal de cada gobierno.

Este año, con el paro muy por debajo del que había en los peores años de la crisis, el déficit será superior. Si se cumple la previsión del miniterio de Nadia Calviño, los 14.000 millones serán la cifra más negativa de la última década. Por tanto, con más empleo, se explica por la subida de las pensiones. También es cierto que ahora hay más pensionistas, y cobran más no solo por las subidas sino porque, en general, los jubilados que acceden ahora tienen una pensión media más alta.

El plan de Sánchez: menos paro y más cotizaciones

Junto con la previsión de déficit de la Seguridad Social, el gobierno también ha remitido a la Comisión Europea las medidas que va a llevar a cabo para mitigar este desequilibrio. La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) aportará 1.339 millones más por vía de cotizaciones sociales. La subida de las bases máximas de cotización reportará 850 millones, mientras que el aumento del tipo mínimo de la tarifa de cotización por contingencias profesionales sumará 425 millones al sistema. Otras medidas aportarán 254 millones.

También debería contribuir a la sostenibilidad del sistema de pensiones la creación de empleo, siempre que uno nueva crisis no eche por tierra la recuperación. El PSOE prevé que en 2022 la tasa de paro bajará del 10%, algo que no sucede desde 2007. Si no se interrumpe el crecimiento económico, Economía calcula que el empleo crecerá hasta un 1,8% anual.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad