Amancio Ortega asalta Estados Unidos: dispara su negocio inmobiliario casi un 70% en cinco años

Pontegadea USA cerró 2021 con un valor en libros de 3.277 millones cuando a finales de 2017 apenas rozaba los 2.000. Estados Unidos también es el segundo mercado de Inditex

Los negocios inmobiliarios de Amancio Ortega apenas se han visto impactados durante la pandemia

La cartera inmobiliaria y energética de Amancio Ortega gana peso en sus negocios desde la pandemia

Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega, cerró 2021 con un beneficio de 1.606 millones de euros, más del doble de las ganancias registradas el año de la pandemia, lastradas por el impacto del Covid y por el hachazo que por esta causa Inditex asestó al dividendo a accionistas. El pasado ejercicio, además, su cartera inmobiliaria, joya de la corona de su family office al margen del imperio textil, consiguió una tasación independiente récord, que alcanzó los 15.264 millones de euros, la valoración más alta de su historia, por encima de los 15.163 millones de la prepandemia. En el ladrillo, el mercado estadounidense juega un papel capital. Tanto es así que en los últimos cinco años, el valor en libros de sus sociedades en terreno norteamericano ha crecido en casi un 70%.

Así se desprende de las cuentas depositadas ante el Registro Mercantil por Pontegadea Inmobiliaria, la filial del grupo inversor de Ortega Gaona que aglutina todas las inversiones en el ladrillo del holding empresarial excepto las de Reino Unido, que segregó bajo el paraguas de Pontegadea GB 2020.

¿Por qué caen los beneficios?

Las cuentas de Pontegadea Inmobiliaria indican que los activos de la sociedad pasaron de 7.130 a 7.889 millones de euros en un año, mientras que su patrimonio neto pasó de 6.960 millones a 7.750 millones. La cifra de negocio, que depende fundamentalmente de los dividendos que recibe de sus sociedades dependientes, ascendió a 58 millones de euros frente a los 495 millones de 2020, del mismo modo que el resultado neto del ejercicio se quedó en 51 millones frente a los 416 millones computados doce meses antes.

La caída, en todo caso, no está relacionada realmente con la actividad de Ortega en el ladrillo, sino que se explica por la reorganización acometida el año de la pandemia y a la política de dividendos. Ese ejercicio, Pontegadea Inmobiliaria sumó a su perímetro la sociedad Pontegadea España, que le inyectó de forma extraordinaria 346 millones de euros en dividendos que anteriormente iban a parar a otra sociedad.

Las normas de la casa

En el informe de gestión que acompaña a su balance, los administradores de Pontegadea Inmobiliaria indican que “el objetivo principal de la sociedad es maximizar la rentabilidad de las inversiones, manteniendo los riesgos controlados». «En este sentido, mantiene básicamente la participación en sociedades con actividades inmobiliarias, pero con riesgo de mercado medio-bajo debido a que la actividad se centra en patrimonio en renta en países OCDE y en activos de primer nivel, en las mejores ubicaciones de las principales capitales y con diversificación de actividades (retail, oficinas, hotelera, etc) y contrapartidas (arrendatarios)».

Estos principios inversores fueron los que, en buena medida, determinaron que el año de la pandemia, el negocio inmobiliario de Ortega fuese, dentro de su holding, el que menos sufrió el impacto del coronavirus. Con clientes como Facebook o Amazon, los de Roberto Cibeira (CEO de Pontegadea) esquivaron los impagos que tuvieron que encajar grandes inmobiliarias y socimis.

Valor en libros de sus filiales

Pontegadea Inmobiliaria no apunta en sus cuentas la tasación independiente de sus activos en el ladrillo, pero el valor en libros (valor contable de los activos y pasivos de una sociedad) de sus filiales evidencia el peso y la evolución del negocio americano en los últimos años.

De las distintas empresas del grupo y asociadas, Pontegadea USA Inc y sus sociedades dependientes cerraron el pasado año con un valor en libros de 3.277 millones de euros frente a los 3.175 millones que computaban en 2020. La expansión de las inversiones de Amancio Ortega en Estados Unidos comenzó ya hace años, si se tiene en cuenta que, siempre según la documentación remitida al Registro Mercantil, el valor en libros de estos vehículos de inversión a finales de 2017 ascendía a 1.930 millones de euros. Es decir, en un lustro, el valor de su negocio americano se ha disparado en casi un 70%.

Las cifras de otras de las sociedades dependientes de Pontegadea Inmobiliaria evidencian el peso del mercado de EEUU. El valor en libros a 31 de diciembre de la sociedad Pontegadea España era de 1.910 millones de euros, mientras que, por ejemplo, el de Pontegadea Francia asciende a 291 millones de euros, los mismos que presentaba a cierre de 2020.

Las compras de 2022

Con posterioridad al cierre del ejercicio, la sociedad suscribió una ampliación de capital en Pontegadea Canadá de 526 millones de euros. Muy posiblemente, esta operación está relacionada con una de las grandes compras de Ortega realizadas este 2022, el del Royal Bank Plaza de Toronto, una inversión histórica valorada en unos 800 millones de euros. Este año, Pontegadea también habría invertido unos 240 millones para la adquisición de un edificio de oficinas en Glasgow, así como 500 millones por el edificio residencial 19 Dutch, en Manhattan.

De este modo, el ladrillo, y en especial las inversiones en terreno norteamericano y en Reino Unido, van ganando cada vez más peso en la cartera de Ortega. Al hombre más rico de España le sienta bien Estados Unidos, y es que no solo es una plaza preeminente en su holding inversor, también es ya el segundo mercado tras España del gigante textil Inditex