Ecoener, Greenalia y Norvento piden más renovables para abaratar el recibo de la luz

Las empresas energéticas de capital gallego ven en la transición ecológica una oportunidad para rebajar el precio de la luz y piden "estabilidad" y "seguridad jurídica para las inversiones"

Greenalia, Ecoener y Norvento

Manuel García Pardo, CEO de Greenalia, junto a Luis de Valdivia, presidente de Ecoener, y Pablo Fernández Castro, presidente de Norvento

Las grandes empresas energéticas gallegas ven en la transición ecológica la oportunidad para abaratar un precio de la luz que se ha vuelto a encaramar hasta máximos esta semana. La bajada en los costes de generación eléctrica a través de renovables se convierte, a juicio de Ecoener o Norvento, en la principal baza para atenuar la escalada en el recibo de la luz de cara a los próximos años.

«Las energías renovables son más baratas y, además, nos permiten avanzar en una transición ecológica que es necesaria por la crisis climática», resume Luis de Valdivia en declaraciones a Economía Digital. El fundador y presidente de Ecoener, empresa con sede en A Coruña que debutó en el Mercado Continuo el pasado mes de mayo y que ahora supera los 300 millones de euros de valor en bolsa, añade que «si estuviésemos en el mix energético anterior [con menor presencia de las renovables], los precios serían mucho mayores».

«El año pasado llegamos a producir a cero euros durante muchas horas», resume Luis de Valdivia, que capitanea una firma que ya opera 141 megavatios a través de energías como la eólica, hidráulica o fotovoltaica y que tiene 142 megavatios en construcción y otros 1.527 en desarrollo.

Las recetas de Norvento

Su opinión es compartida por Pablo Fernández Castro, presidente de Norvento. A través de una tribuna en El Progreso, el máximo responsable es la firma gallega, que opera 250 megavatios en renovables, aboga por impulsar las energías verdes. «La única medida realmente eficaz y definitiva para evitar estos episodios es una medida estructural: prescindir de los combustibles fósiles en nuestro mix energético«, apunta.

A su juicio, «si hoy en España tuviésemos un mix energético en el cual el gas natural solo fuese una tecnología de respaldo, seríamos prácticamente inmunes a las subidas de precio de este combustible», que han provocado la escalada en la luz. «Los combustibles fósiles son combustibles contaminantes, limitados y, además, tenemos que importarlos de terceros países como Argelia, Rusia, Nigeria o Arabia Saudí«, añade, antes de defender reformas en el sistema eléctrico.

Según el presidente de Norvento, es necesario profundizar en la supresión de impuestos asociados al recibo de la luz y desligar el precio en tiempo real del pool al que abona el consumidor como parte de una reforma eléctrica que Luis de Valdivia solo aplaude en la medida en que venga acompañada de «seguridad jurídica para las inversiones».

«Las administraciones españolas tienen buenas intenciones para la transición ecológica, pero lo que necesitamos son planteamientos estables y estabilidad regulatoria», defiende el máximo responsable de Ecoener.

Greenalia esquiva el golpe a los ‘ppa’

Este llamamiento a la estabilidad es compartido también por Greenalia. La firma que capitanea Manuel García Pardo anunció recientemente que, si bien no cuenta con ningún contrato de venta de energía a largo plazo (ppa, por sus siglas en inglés) -los que se verán afectados por el Real Decreto del Gobierno para frenar la escalada de la luz-, sí valora estos instrumentos como claves por la «predictibilidad» que otorgan al aportar claridad sobre el horizonte de ingresos.

Respecto al último Real Decreto del Gobierno, el CFO de Greenalia, Antonio Fernández-Montells, aseguró que su impacto sería limitado en la compañía. En primer lugar porque la «biomasa no se ve afectada», al igual que tres de los cinco parques eólicos que ya tiene en funcionamiento. El director financiero de la firma también ha asegurado que se trata de «una medida temporal hasta el 31 de marzo de 2022 y estos son proyectos a 25 años» y que, además, la medida limita los precios «por encima de lo que nosotros tenemos previsto en el plan».

Récord de encargos para EiDF Solar con la luz en máximos

Greenalia y Ecoener vieron este verano cómo otra empresa energética de capital gallego seguía sus pasos y debutaba en bolsa. Se trata de EiDF Solar, firma con sede en el concello pontevedrés de Barro, que acaba de cerrar el mejor mes de su historia en plena escalada de la luz.

Según comunicó la firma al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) -el índice en el que cotiza-, en septiembre alcanzó el «máximo cierre de ventas mensual desde sus inicios». En concreto, la firma sumó 67 obras valoradas en 10 millones de euros para poner en marcha proyectos de autoconsumo de 16,3 megavatios de potencia total. «La actual situación del mercado energético, marcada por la constante subida en los precios de la luz, ha favorecido el impulso del sector de autoconsumo. Con el fin de combatir la escalada de precios y no ver dañada su competitividad, las empresas están optando por la energía solar
fotovoltaica como medida de ahorro energético
en su actividad productiva», explican a través de un comunicado.