El nuevo presidente de la patronal se estrena pidiendo a Feijóo una bajada de impuestos

Juan Manuel VIeites pide rebajas fiscales a Feijóo para fomentar la inversión en Galicia y pone el foco en los fondos europeos en su primera reunión

Vieites Feijóo

Juan Manuel Vieites y Alberto Núñez Feijóo, presidentes de la CEG y la Xunta

Primera toma de contacto entre Juan Manuel Vieites con el presidente de la Xunta de Galicia tras su nombramiento como nuevo líder de la Confederación de Empresarios de Galicia. El presidente de la patronal gallega ha trasladado a Alberto Núñez Feijóo la necesidad poner en marcha un plan de recuperación económica que tenga como punto destacado la bajada y simplificación de impuestos para favorecer la inversión en Galicia.

En concreto, la patronal aboga por avanzar hacia «un modelo que reduzca y simplifique la fiscalidad, tanto en número de tributos como en presión, y tanto a ciudadanos como a empresas». Esto permitirá, según la patronal, «un mayor margen para la inversión y el consumo que a medio plazo generará mayor riqueza y por lo tanto un incremento en la recaudación». «Además, debemos apostar por la eliminación de medidas fiscales que disuadan a particulares y compañías de realizar inversiones productivas en Galicia», ha concluido.

En paralelo, desde la CEG han abordado también otra de las patas de su plan de recuperación, que pasa por la reindustrialización. En este sentido, Vieites ve necesaria «una planificación estratégica» que aborde el desarrollo industrial, los retos de la descarbonización, la digitalización, el envejecimiento activo y el incremento de la productividad que acerque el peso de la industria en el PIB al entorno del 20%.

Es por ello que el representante de la patronal ha pedido que las zonas afectadas por el cierre de las centrales térmicas cuenten con planes de reconversión en el menor tiempo posible y que Galicia «debe ofrecer condiciones idóneas para la atracción de inversiones productivas y el desarrollo de nuevos proyectos empresariales e industriales». En esta línea, abogan por «trabajar a favor de la agilización de los procesos de licencia y autorización de la actividad, máximo compromiso en la defensa de las tarifas eléctricas competitivas a nivel estatal y Europeo, reducir la presión fiscal y en la puesta a disposición de suelo industrial».

A vueltas con los fondos europeos

Ligado a este punto se encuentra otro de los temas tratados durante la reunión: la gestión de los fondos europeos. Según la CEG, la iniciativa privada «debe ganar peso como receptora de la financiación» de la Unión Europea e incorporarse en mayor medida a los esquemas de la colaboración público-privada.

Igualmente, pide que tanto la inversión de las empresas como la formación del personal sean «objeto de apoyo económico y financiero» por parte de la Administración, como «palancas de cambio hacia una nueva revolución industrial».

Además, desde la CEG han reclamado «una mayor cooperación» de las organizaciones empresariales con los diferentes departamentos de la administración gallega en el seguimiento de las políticas comunitarias a través de las conferencias sectoriales correspondientes y directamente ante las instituciones de la UE «cuando sea posible», así como un seguimiento constante y cercano de las negociaciones en torno al brexit. El objetivo es que se tenga en cuenta la opinión de las empresas y que se impulse un plan de apoyo específico para la pesca y los demás sectores afectados en Galicia.

Las propuestas de Feijóo

Por su parte, Feijóo ha situado como retos clave para Galicia la reactivación económica, así como la transición ecológica y digital, además de garantizar que su Ejecutivo «seguirá apoyando al tejido empresarial gallego, impulsado la transformación económica e industrial».

En esta línea, ha recordado que, desde el principio de la pandemia, el Ejecutivo autonómico puso en marcha el plan de reactivación económica, con una movilización de más de 3.000 millones de euros para apoyar al tejido productivo, con medidas como la línea de avales Covid, para dotar de liquidez a las pymes y autónomos, con cerca de 2.700 préstamos; con una inversión de 31 millones para impulsar la digitalización; o con la ampliación de crédito del segundo plan de rescate para autónomos, microempresas y hostelería, acercando más de 160 millones de euros entre las dos convocatorias, entre otras.

Feijóo ha reivindicado la importancia de seguir trabajando desde la cooperación y la busca del consenso entre los agentes económicos y sociales, al tiempo que ha informado que la Xunta está trabajando ya en el diseño de la nueva RIS3 2021-2027, «mucho más ambiciosa y con el objetivo de replantear las prioridades» para adecuarlas a las nuevas necesidades derivadas de la crisis económica y sanitaria provocadas por la pandemia.