Juan Manuel Vieites replicará en la CEG el modelo de Anfaco, mitad patronal, mitad empresa

El nuevo presidente de la patronal gallega se inspirará en una asociación, Anfaco, con unos activos de 19 millones y unos ingresos anuales por su actividad mercantil de 4,3 millones

Juan Manuel Vieites

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Manuel Vieites

A la presidencia de la patronal gallega no llega un empresario. Lo hace un gestor, un ejecutivo que quiere replicar el éxito de Anfaco, la asociación nacional de los conserveros, en la Confederación de Empresarios de Galicia. La gestión de Juan Manuel Vieites en la patronal gallega seguirá criterios empresariales, según su propia exposición. ¿Y cuál es el secreto del éxito de Anfaco?

En la patronal conservera están las grandes empresas del sector representadas. Saben que Anfaco es todo un lobby en Bruselas, una patronal nacional con sede en Vigo. Como si la asociación textil española tuviera base en A Coruña. Vieites no tiene previsto dejar Anfaco y su previsión es compatibilizar el cargo con la presidencia de la CEG.

El negocio de Anfaco

Los asociados a Anfaco saben que pueden contar con los servicios de sus dos centros tecnológicos. I+D+i, calidad y seguridad alimentaria, asesoramiento especializado, formación y asistencia técnica y cooperación exterior son las principales áreas de actividad.

Lo cierto es que Anfaco, que nació con la democracia, en 1977, se gestiona como una empresa. Con un patrimonio superior a los 11 millones de euros, la patronal conservera está acostumbrada incluso a ganar dinero, aunque por su condición de asociación, lo que en una empresa viene siendo el beneficio, en Anfaco se denomina excedente del ejercicio. La excepción fue el año pasado. El excedente de la actividad de Anfaco arrojó un negativo de 367.000 euros, frente a los 73.000 euros del ejercicio precedente.

Prestación de servicios

Los ingresos por actividad propia; es decir, como asociación, se situaron en 2019 en 2,8 millones de euros. En esa partida están las cuotas de los asociados y subvenciones. Pero la actividad mercantil fue la piedra angular de la cuenta de la asociación: ingresó 4,3 millones, prácticamente todo por prestación de servicios.

Según sus propias cuentas, la prestación de servicios representa casi un 60% de los ingresos de la patronal conservera, mientras que los ingresos por subvenciones y de patrocinadores se sitúan en un 32%. Las cuotas de los asociados solo suman el 5,6%.

Más de cien trabajadores

Anfaco presenta sus cuentas anuales y su balance a sus asociados en asamblea, así como el correspondiente informe de auditoría, que en 2019 no presentó salvedades ni párrafos de énfasis. La patronal conservera tiene unos activos de 19 millones de euros, con un inmovilizado, que corresponde a sus centros, de casi 10 millones.

Su plantilla asciende a más de cien trabajadores, de los cuales el 82% tiene contrato indefinido. Durante 2019, Anfaco recibió unos 4 millones de euros en subvenciones públicas, y prácticamente todo su importe se contabilizó en las cuentas de dicho año. La procedencia, pues repartida: un 23,5% fueron ayudas europeas; un 29,6%, nacionales, y casi un 47%, autonómicas.