El peor año del siglo para vender ropa

Las ventas del comercio textil se hundieron un 41,6% en el 2020 a causa de las restricciones por la pandemia; el sector perdió 7.400 millones en ingresos por el Covid-19

El peor año del siglo para vender ropa

Los resultados de Inditex, con un incremento del 50% en las ventas, auguran una recuperación del textil que, echando la vista atrás, viene de pasar la peor crisis del siglo. Así lo atestiguan, al menos, los datos de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), que sitúa la caída de ingresos durante el año del Covid-19 en un 41,6%. La consecuencia es una pérdida de cifra de negocio de 7.400 millones y el peor dato sectorial del siglo.

El presidente de la patronal, Eduardo Zamácola, no dudó en definir como “catastrófica” la situación del sector, impactado por las restricciones que cerraron las tiendas, borraron a los turistas y paralizaron el consumo para detener el avance del coronavirus. Las cadenas pequeñas no son Inditex ni tienen su músculo financiero, por lo que en la entidad temen un aumento del desempleo y de los cierres a lo largo del año.

Zamácola ha insistido en que el sector está en “modo supervivencia” durante la presentación de los datos, advirtiendo que el cierre de tiendas irá en aumento. El año pasado la red de establecimientos se redujo un 24% en la comparativa con 2019, según el estudio. Seguían abiertos 47.101 puntos de venta en España, frente a los 62.000 del ejercicio anterior, es decir, bajaron la persiana 14.790 tiendas.

Impacto «anestesiado» por los ERTE

La situación de las tiendas ha impactado en el empleo, con un descenso del 14% en el número de trabajadores en 2020 (172.000 personas) en comparación con un año antes, en el que la cifra era de 200.000 empleados.

El presidente de Acotex ha matizado sobre este dato del último ejercicio que está «anestesiado» por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y ha asegurado que el número de desempleados crecerá al finalizar los ERTE.