El salto del ‘Zara japonés’: el dueño de Uniqlo supera la pandemia y gana un 88% más

Fast Retailing registró un beneficio récord de 1.290 millones de euros y prevé “más crecimiento” para el ejercicio en curso

Tienda de Uniqlo en Shanghai

Tienda de Uniqlo en Shanghai.

Los grandes de la moda mundial pisan el acelerador para dejar atrás la pandemia. La textil Fast Retailing, la dueña de Uniqlo, conocido como el Zara japonés registró un beneficio neto récord de 169.847 millones de yenes (1.290 millones de euros) en su último ejercicio fiscal, concluido el 31 de agosto. Se debe, en buena medida, al crecimiento de su marca estrella.

Las ganancias netas del grupo crecieron en el último año un 88%. Además, un informe financiero publicado este jueves prevé “más crecimiento” en el ejercicio en curso. «El rendimiento empresarial se recuperó principalmente en las operaciones de Uniqlo en el ejercicio fiscal de 2021 comparado con el año anterior, cuando el desempeño disminuyó drásticamente bajo el fuerte impacto de la pandemia del Covid-19″, apunta.

La firma se vio obligada a cerrar sus tiendas de ropa durante meses en algunos países por la crisis sanitaria.

China y Japón

El tercer mayor fabricante y minorista de ropa del mundo por ventas anotó un beneficio operativo en su ejercicio más reciente de 249.011 millones de yenes (1.890 millones de euros), lo que representa un 66,7 % interanual más. La facturación por ventas del grupo aumentó un 6,2%, hasta 2,13 billones de yenes (unos 16.200 millones de euros).

En lo que respecta a Japón, Fast Retailing precisó que los ingresos anuales de Uniqlo aumentaron un 4,4%, mientras que el incremento fue del 10,2% en sus operaciones fuera del país, en gran medida gracias a un buen desempeño en China, «que no se vio tan afectado por el Covid-19», detalla el informe.

Previsiones para 2022

Para el ejercicio en curso, que cerrará el 31 de agosto de 2022, el grupo textil proyecta un crecimiento del 3% en su beneficio neto, hasta 175.000 millones de yenes (1.330 millones de euros), y del 8,4% en su ganancia operativa, hasta alcanzar los 270.000 millones de yenes (2.050 millones de euros).

En lo que respecta a sus ventas, espera que la facturación se incremente un 3,1 %, hasta 2,2 billones de yenes (16.690 millones de euros), a través de la potenciación de su negocio de ventas en línea y una diversificación de sus operaciones para dar más peso a Estados Unidos y Europa.