Gamesa cierra As Somozas mientras se hace fuerte en Portugal

La multinacional cierra As Somozas y Cuenca y se hace fuerte en su fábrica de Portugal, que tiene contratos para un mínimo de dos años

Planta de Siemens Gamesa en As Somozas

Planta de Siemens Gamesa en As Somozas

Siemens Gamesa consuma su amenaza en As Somozas. La dirección de la multinacional comunicó este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su decisión de cerrar tanto su planta de Cuenca como la de As Somozas, en la comarca de Ferrolterra, confirmando así los peores presagios que los sindicatos venían lanzado en el último año y medio.

Y es que la decisión, que supone la destrucción de 215 empleos en Galicia y 51 en Cuenca (está previsto que este martes se comunique a los trabajadores las condiciones de los despidos), pone punto y final a una fábrica que fue inaugurada en el año 2005 y sobre la que en los últimos meses se cernía la amenaza de la deslocalización a Portugal.

SIemens Gamesa se hace fuerte en Portugal

Las alarmas saltaron en septiembre de 2019, cuando la dirección de Siemens Gamesa confirmó las negociaciones para adquirir los activos que la alemana Senvion tenía en Portugal. En concreto, los sindicatos recelaban de la falta de pedidos y de una hoja de ruta para la factoría gallega a más de un año y vista y alertaban de una posible deslocalización cara a la factoría de Ria Blades en Vagos (Aveiro) para aprovecharse de unos costes de producción más bajos y llevar a la compañía a zona de rentabilidad.

Precisamente esta factoría se libra de esta nueva ronda de ajustes de Siemens-Gamesa y se ha hecho fuerte en los últimos meses con la fabricación de aerogeneradores para producir energía eólica onshore, precisamente el segmento en el que estaba también especializada su factoría gallega. En concreto, las antiguas instalaciones de Ria Blades sellaron el pasado mes de septiembre un macrocontrato con la empresa de transporte Laso para mover un total de 1.500 aerogeneradores en los dos próximos años.

Agonía industrial en Ferrolterra

La antigua factoría de Senvion en Portugal gana peso dentro de la estructura de Siemens Gamesa y se queda como el único punto de construcción de palas que la compañía tiene en toda la Península Ibérica. Y es que As Somozas y Cuenca protagonizan el último episodio de la cadena de recortes que la multinacional ha venido aplicando en los últimos años y que se ha saldado con la clausura de su factoría de Miranda de Ebro en 2018 y la de Aoiz (Navarra), cuyo anuncio de cierre se produjo el pasado mes de junio.

La proximidad a la costa, los menores costes de producción y la capacidad para construir palas de mayor tamaño han consolidado a la factoría de Siemens Gamesa en Portugal a costa de asestar el enésimo varapalo a un sector industrial de la comarca de Ferrolterra que el año pasado tuvo que digerir la caída de Poligal y que ahora se asoma a un año de sequía de contratos de su principal motor (Navantia) hasta que no se inicie la construcción de la primera de las cinco fragatas F-110 (el corte de chapa se retrasará previsiblemente hasta verano de 2022).