Iberdrola se adelanta a todos: proyecta dos grandes parques eólicos marinos en Galicia

Iberdrola solicita al Ministerio de Transición Ecológica el alcance ambiental de dos megaparques eólicos marinos frente a las costas gallegas: los proyectos San Cibrao y San Brandán

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. EFE

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. EFE

Iberdrola se adelanta en el negocio del viento y solicita al Ministerio de Transición Ecológica el alcance de ambiental de dos grandes parques de energía eólica marina de 490 megavatios cada uno frente a la costa gallega, los proyectos de San Cibrao y San Brandán (este último sin que se conozca su ubicación, por el momento).

Transición Ecológica ha confirmado la petición avanzada por Galiciapress, que se habría registrado la pasada semana.

En concreto, el parque eólico marino flotante San Cibrao contempla una potencia total de 490 MW y su línea de evacuación a subestaciones en terrestres en Galicia.

El parque eólico marino flotante San Brandán tiene, igualmente, con una potencia total de 490 MW y su línea de evacuación a subestaciones en terrestres en Galicia.

Estadio inicial

El alcance ambiental es un paso voluntario y previo a la tramitación propiamente dicha de los proyectos, «por lo que no compromete ni a los promotores ni a la administración», resaltan las fuentes del departamento de Teresa Ribera.

«El resultado de este proceso es un informe de alcance ambiental elaborado por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental que establecerá el contenido que, a juicio de la administración, debe contener el estudio de impacto ambiental que deberá presentar el promotor cuando realice la solicitud de autorización administrativa del proyecto«, señala.

A principio de año Iberdrola ya avanzó que tres son las áreas en las que estudia ubicar macroproyectos de eólica marina: Galicia, Andalucía y Canarias. Sin embargo, al menos en el caso gallego, la compañía de Sánchez Galán ya habría dado los primeros pasos técnicos para armar el proyecto, según confirman fuentes del sector a este medio ya en el mes de febrero, tratando de allanar el camino para conectar su eólica marina gallega a los puntos de evacuación de la red eléctrica en As Pontes y Sabón (A Coruña). Lo ha hecho con cierta discreción, al abrigo de un real decreto del pasado mes de diciembre que establece el nuevo mecanismo de acceso y conexión a las redes de transporte y distribución de energía eléctrica.