La nueva Showa Denko: cambio de nombre e inversiones millonarias en A Coruña y Asia

El gigante japonés que proyecta una fábrica de grafito para baterías de coche en A Coruña promueve una reestructuración y cambio de nombre comercial que dará lugar a 'Resonac'

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la visita a la planta de Showa Denko en A Coruña

El expresidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la visita a la planta de Showa Denko en A Coruña

El gigante japonés Showa Denko crece y anuncia inversiones estratégicas tanto en Asia como en España y, concretamente, en A Coruña, con la mirada puesta en los fondos europeos de recuperación. Con la bendición de la Xunta, que espera que el proyecto en Galicia pueda acceder a las ayudas del fondo de Transición Justa del Gobierno, a principios de año, la multinacional anunció su intención de levantar en A Coruña una fábrica de grafito para baterías de coches eléctricos con una inversión inicial de 100 millones de euros ampliables hasta los 400 millones.

Aunque todavía no se ha despejado la incógnita de la ubicación de la planta (la multinacional está interesada en los terrenos de Alu Ibérica, contiguos a su actual ubicación en la ciudad herculina), la cifra que está dispuesta a desembolsar la compañía no es baladí y evidencia la importancia del proyecto.

Así se deduce si se tiene en cuenta que el pasado mes de septiembre anunció nuevas inversiones en Asia, concretamente en Taiwan y Japón, que en conjunto alcanzarán los 200 millones de euros al cambio, por debajo, por tanto, del presupuesto que maneja para el proyecto coruñés. En concreto, anunció inversiones 10.000 y 20.000 millones de yenes en cada localización para desarrollar su negocio ligado al mercado de semiconductores.

Nace Resonac

Todo esto en un momento de expansión para la compañía, que ha puesto en marcha una reestructuración societaria con cambio de nombre incluido. El grupo ha decidido integrar dos de sus grandes líneas de negocio a nivel mundial: Showa Denko KK, que aúna las actividades petroquímicas, de electrodos de grafito y de otros materiales funcionales, y Showa Denko Materials, que se centra en materiales semiconductores y en el sector de la movilidad.

Ambas sociedades se integrarán a partir del año que viene para crear Resonac, cuyo objetivo es “convertirse en una empresa química líder mundial con materiales funcionales avanzados”.

Remontada en cifras

A pesar de la crisis de consumo a nivel global, Showa Denko atraviesa un momento dulce. El grupo cerró la primera mitad del año con un beneficio neto de más de 230 millones de euros al cambio frente a los números rojos por valor de unos 98,4 millones de euros que se anotó en el primer periodo de 2021.

En el caso de la factoría de A Coruña, el pasado año, último del que hay cuentas oficiales, logró un beneficio neto de 14,9 millones de euros frente a las pérdidas de 71,3 millones de euros que se anotó el año del estallido del Covid.