La patronal de Alcoa: la gran industria pagará 1.500 millones más por la luz que sus competidoras en Europa

Las compañías electrointensivas, aglutinadas en Aege, aseguran que el encarecimiento de la energía “pone en jaque su supervivencia”

Instalaciones de Alcoa en San Cibrao. EFE/ Emilio Pérez Vázquez

Instalaciones de Alcoa en San Cibrao. EFE/ Emilio Pérez Vázquez

La gran industria consumidora de energía calcula que este año pagará por la electricidad 1.500 millones de euros más que sus competidoras europeas. Según datos de Aege, la patronal que aglutina compañías como Alcoa, Megasa o Ferroatlántica, el encarecimiento de la energía “está poniendo en jaque su supervivencia”.

La patronal tiene previsto reunirse este jueves con las ministras de Industria y Transición Ecológica, Reyes Maroto y Teresa Ribera. Les dirán que se sienten “desprotegidas” ante las presiones de las eléctricas para modificar sus contratos.

Comparativa con Francia y Alemania

Según sus datos, a 4 de octubre, el diferencial de los precios eléctricos finales de la industria electrointensiva española con los de sus principales competidores europeos, alemanes y franceses, alcanzaba los 38 y 74 euros/megavatio hora (MWh), respectivamente.
Esto, de acuerdo con sus cálculos, supone que en España se paga un 150% más que en Francia y un 46% más que en Alemania.

En 2019, ese diferencial estaba entre 20 y 25 euros/MWh, por lo que para la Aege la situación «ha empeorado notablemente» y lo sigue haciendo «cada día», pese a la existencia de un estatuto de consumidores electrointensivos, lo que evidencia que es «manifiestamente insuficiente y ampliamente mejorable».

Pulso con las eléctricas

La patronal está presidida en la actualidad por José Antonio Jainaga, también primer ejecutivo de Sidenor, metalúrgica vasca que pretende la planta de Alcoa en San Cibrao y que, recientemente, anunció que paralizaría unos 20 días sus producción debido al alto coste eléctrico. En este escenario, Aege plantea al Gobierno que adopte cuando antes medidas para mejorar la competitividad de la industria electrointensiva, como garantizar el cumplimiento de los contratos bilaterales con las eléctricas firmados a precio fijo.

Empresas como Iberdrola, Endesa y Naturgy han comenzado a comunicar a aquellos grandes clientes que tienen un contrato a largo plazo de suministro de energía eléctrica suscrito con la compañía a precio fijo su intención de renegociar las condiciones de esos contratos.

Las eléctricas han tomado esa decisión en respuesta a las medidas anunciadas por el Gobierno para amortiguar el impacto en el recibo de hogares y empresas del encarecimiento del mercado mayorista eléctrico (pool) derivado de la subida del gas.

Subastas de energía

La industria electrointensiva también demanda poder acceder al resultado de las subastas de energía de tecnologías inframarginales no emisoras y lograr así un precio competitivo para 2022.

Otras de sus peticiones son que se celebren subastas de renovables específicas para ellos, que se reforme «urgentemente» el mercado eléctrico a escala europea (del que dicen que ahora está penalizado por el precio del gas natural y de los derechos de emisión) y que se cambie el esquema europeo de derechos de emisión para incrementar su volumen de derechos y acabar con la especulación.

Exención de los peajes de transporte eléctrico

Conceder a los consumidores electrointensivos la exención del 80% de los peajes de transporte eléctrico, «como disfrutan alemanes y franceses desde hace tiempo», eliminar definitivamente el IVPEE (7 % a la producción) y garantizar la máxima compensación del CO2 indirecto son otras de las reclamaciones de Aege para acabar con el «brutal» incremento de la luz y evitar así que se retrasen las inversiones para descarbonizar las plantas