La promesa de Maroto a las electrointensivas: uno de cada diez euros del presupuesto de Industria

Reyes Maroto, avanza que 470 de los 4.831 millones de euros del presupuesto del Ministerio de Industria para 2022 se destinarán a ayudas a las empresas más demandantes de electricidad

Reyes Maroto

La ministra de Industria, Reyes Maroto

La ministra de Industria, Comercio y Turismo desvela su apuesta para compensar a las empresas electrointensivas como Alcoa, Ferroatlántica, Celsa Atlantic o Megasa ante la escalada en el recibo de la luz. Reyes Maroto ha asegurado este miércoles que su Ministerio dedicará 470 de sus 4.831 millones de euros (el presupuesto «más alto de la historia», según sus palabras) en ayudas a estas compañías con mayores necesidades energéticas.

De estos 470 millones de euros, algo más de un tercio (179 millones) irán al mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de CO2, que se podrán incrementar con hasta un 25% los ingresos procedentes de las subastas de los derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

A estas cantidades se suman los otros 91 millones que se destinarán a la bonificación de cargos para el fomento de la energía renovable, la cogeneración de alta eficiencia y por costes extrapeninsulares. Los 200 millones restantes, por su parte, se dedicarán al Fondo Español de Reserva de Garantía para Entidades Electrointensivas.

«Afianzar» la recuperación industrial

Maroto ha realizado este anuncio en su participación en la inauguración del IV Congreso Industria Conectada 4.0. Según ha defendido, el objetivo del Gobierno es que su política industrial tenga el «máximo consenso social y político». Es por ello que el año pasado se creó el Foro de Alto Nivel de la Industria y ahora está trabajando en un Pacto de Estado por la Industria, una Estrategia de Política Industrial para España 2030 y una nueva Ley de Industria.

Además, la ministra de Industria ha detallado que con el presupuesto para el 2022 y los recursos procedentes el Plan de Recuperación, se quiere «afianzar» la recuperación industrial, mejorar la productividad y acelerar la transformación del sector hacia una vertiente «ecológica y digitalizada».

Maroto, en su desglose de los presupuestos para política industrial, ha resaltado que 2.659 millones irán a los PERTE (Planes de Recuperación y Transformación Económica) de carácter industrial, 150 millones al apoyo a la innovación y la sostenibilidad industrial, otros 150 millones a las líneas de digitalización, como el Activa Financiación; y 650 millones a consolidar la financiación para la inversión industrial productiva.