Naturgy proyecta un parque eólico marino en Canarias a 15 kilómetros de otro de Greenalia

La energética y Equinor proyectan un parque eólico al este de la isla de Gran Canaria que inyecte a la red 200 megavatios de energía, mientras que los de Ramón García planean desarrollar un total de cinco parques con los que alcanzar los 250 MW

Planta eólica marina. Pixabay

Continúa la carrera de la eólica offshore en Canarias. Naturgy ha alcanzado un acuerdo con el mayor operador de energía eólica flotante del mundo, la noruega Equinor, para optar a la construcción de un parque situado en las aguas al este de la isla de Gran Canaria.

El nuevo proyecto, según informan las compañías, tendría una potencia de 200 megavatios (MW) y estaría integrado por aerogeneradores fondeados en alta mar con plataformas flotantes semisumergidas, que enviarán la electricidad a subestación que Redeia (antigua Red Eléctrica) tiene en el Barranco de Tirajana, en el sur de la isla. 

Junto con Galicia y Cataluña, Canarias es uno de los territorios de España que más proyectos de eólica marina está acumulando. De hecho, con este anuncio, los de Francisco Reynés se suman a la competencia que tendrá en la zona la energética gallega Greenalia, que tiene proyecta levantar hasta cinco parques eólicos marinos que alcanzarían en conjunto 250 MW de potencia.

Promesas de empleo

Por el momento, los grandes proyectos de eólica marina que se presentan son, en realidad, una suerte de declaración de intenciones, ya que el Gobierno central aún no ha aprobado por POEM, los planes de ordenación del espacio marítimo, que definirán las zonas en las que se podrá levantar esta tecnología y cuya aprobación es necesaria para posteriormente, acometer las subastas de capacidad. De momento, todas las compañías en liza se apresuran a publicitar el impacto en el empleo que podrán generar sus negocios.

En el caso de Naturgy, un estudio de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, encargado por las dos compañías, asegura que el nuevo parque podría llegar a generar más de 2.500 empleos en todas sus fases, incluyendo puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos.

Según las compañías, las Islas Canarias “cuentan con una industria de astilleros que podría transformar su actividad de plataformas petrolíferas a plataformas para energías renovables marinas, ya que parte de la fabricación y montaje se podría realizar en astilleros locales».

Parques próximos

Las Canarias, en cualquier caso, se llenan de proyectos offshore. Baste un dato: la subestación de Redeia a la que los aerogeneradores de Naturgy y Equinor enviarán la energía, de salir adelante su proyecto, se sitúa a casi 15 kilómetros de uno de los cinco parques que Greenalia tienen en cartera en las islas. El grupo gallego plantea allí un parque eólico, el Gofio, que se situaría en el mar territorial de Canarias, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana, en Las Palmas. 

La firma coruñesa proyecta este parque con una potencia de 50 megavatios conseguida a través de cuatro aerogeneradores de 12,5 MW de potencia instalada, una altura de 140 metros de buje y unos 220 de diámetro. El presupuesto total del proyecto asciende a 114,2 millones de euros y se estima que llegue a generar entre 800 y 850 nuevos puestos de empleo.

Greenalia se adelanta

Al de Gofio hay que sumar los proyectos de Dunas, Mojo, Guanche y Cardón. Todas las instalaciones se ubicarán en aguas de las Palmas de Gran Canaria y contarán igualmente con una potencia de 50 megavatios. En total, la compañía inyectaría a la red 250 MW de energía.

Lo cierto es que, a pesar de la competencia, Greenalia, al menos con el parque Gofio, ha recorrido ya más camino que sus competidores en cuanto a tramitación. Lo dicen los de Ramón García y también el Gobierno regional. El pasado mes de marzo el Ejecutivo canario señaló que el parque de San Bartolomé de Tirajana es el proyecto con “mayor madurez de España” ya que había superado de forma positiva la fase de informes previos “con la posibilidad de obtener la Declaración de Impacto Ambiental” en breve.

 Destinos de la eólica marina

La hoja de ruta marcada por el Ejecutivo central prevé que el país cuente en 2030 con 3.000 megavatios de energía eólica instalada. Por el momento esta tecnología no se encuentra presente en la costa española. 

Canarias es zona de gran interés para el desarrollo de la eólica marina, junto con Galicia y Cataluña. En concreto, en la comunidad gallega se proyecta la puesta en marcha de más de 3.000 MW de energía, si se tienen en cuenta los proyectos en estadio inicial presentados ante el Ministerio para la Transición Ecológica de Iberdrola, el consorcio BlueFloat y Sener y Cobra (ex ACS).

A pesar de las estimaciones de potencia instalada para el 2030 y de la multitud de proyectos presentados de eólica offshore, principalmente en estas tres comunidades, lo cierto es que la tramitación es lenta. Por el momento el Gobierno aún no ha dado luz verde a los POEM, los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo, en los que se definirán las zonas en las que puede llegar a desarrollarse esta tecnología.

La aprobación de estos POEM es necesaria para desarrollar con posterioridad los concursos que definirán el reparto de megavatios y espacios. Por el momento, no se prevé que la aprobación se produzca antes de final de año.