Greenalia se lanza a por los fondos Next Generation con sus parques marinos en Canarias

Greenalia prepara su candidatura para optar a los fondos europeos con los cinco parques eólicos de 250 megavatios de potencia que proyecta en Canarias

Manuel García Pardo, primer accionista y presidente de Greenalia

Manuel García Pardo, primer accionista y presidente de Greenalia

Greenalia pisa el acelerador con sus parques eólicos marinos en las Islas Canarias. Manuel García Pardo, consejero delegado de la compañía coruñesa, se desplazó este lunes hasta el archipiélago para mantener una reunión con el presidente canario, Ángel Víctor Torres, y el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, para pasar revista al grado de desarrollo de los cinco parques eólicos marinos que tramita en la comunidad.

Bajo la denominación de Gofio, Dunas, Mojo, Guanche y Cardón, las cinco instalaciones se ubicarán en aguas de las Palmas de Gran Canaria y contarán con una potencia instalada de 50 megavatios cada una. El que más avanzado se encuentra en su tramitación es el primero. Situado en San Bartolomé de Tirajana, el parque eólico marino ya cuenta con el permiso aeronáutico para su instalación y operación, un trámite que hasta ahora no había alcanzado ninguna otra instalación de este tipo en toda España.

«Por ser el único proyecto que tiene este avanzado estado de tramitación, habiendo superado de forma positiva la fase de informes previos y con la posibilidad de obtener la Declaración de Impacto Ambiental en los próximos meses, consideramos que es el proyecto que cuenta con mayor madurez en España, especialmente tras la moratoria establecida por el Gobierno en 2021 para nuevos proyectos”, destacó Manuel García Pardo, que mete a este parque eólico marino en la candidatura de la empresa a los fondos europeos de reconstrucción.

 Y es que el parque eólico offshore de Gofio es «un proyecto potencial para ser presentado a los Fondos Next Generation dentro del Perte [Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica] de renovables», según ha recalcado el CEO de Greenalia.

Hasta 200 millones de inversión

La hoja de ruta del Gobierno contempla que el país cuente con 3.000 megavatios de potencia instalada a través de la eólica marina. Se trata de una tecnología que todavía no se encuentra presente en la costa española, pero que sí ha dejado know hox en astilleros como el de Navantia en Fene, que en los últimos años ha realizado plataformas flotantes para parques como el de Kincardine y jackets para instalaciones como las de Iberdrola en Saint-Brieuc.

Para impulsar el despliegue de esta fuente de energía renovable, el Ejecutivo central apunta a esta tecnología tanto en el Perte de las renovables como en el del propio naval, en el que la identifica como una de las vías de crecimiento de un sector que en las últimas décadas ha tenido que lidiar con la falta de pedidos y la destrucción de empleo.

Para la puesta en marcha del parque eólico Gofio, Greenalia contempla una inversión de entre 175 y 200 millones de euros. Está previsto que una parte significativa de estas cantidades (entre 60 y 100 millones de euros) vaya a parar a empresas españolas, generando un impacto estimado en el empleo de entre 800 y 850 nuevos puestos de trabajo.

Así está la carrera por la eólica marina

Tanto Gofio como los otros cuatro parques eólicos offshore que proyecta Greenalia permitirían cubrir casi un 8% de la potencia renovable de este tipo que el Gobierno prevé que esté desplegada en aguas españolas de cara al ejercicio 2030, que asciende a 3.000 megavatios. Además de los cinco parques de Greenalia, sobre la mesa del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se tramitan otros cinco parques similares de 789 megavatios en aguas canarias.

Es una cantidad inferior a los 2.180 megavatios que se tramitan en Galicia, de los cuales la mayor parte (1.200 megavatios) se corresponden a las dos fases del parque eólico marino Nordés (promovido por Sener y Bluefloat) mientras que otros 980 megavatios vienen por el lado de los parques San Cibrao y San Brandán que Iberdrola proyecta frente a la costa de Cabo Ortegal y Cariño. Vizcaya (45 megavatios), Almería (300 megavatios) y Girona (500 megavatios) son las otras tres provincias para las que se tramitan proyectos de este tipo.