Novavax vende 500 millones en acciones para financiar la vacuna que fabricará Zendal

La compañía ha recurrido a la venta de acciones para sufragar unos gastos en I+D que se han disparado por encima de los 115 millones de euros al mes para acelerar con su vacuna

Vista del departamento de producción de Biofabri, del grupo Zendal, que prevé fabricar "cientos de millones" de dosis de la vacuna de la Covid-19 en la que trabaja la farmacéutica estadounidense Novavax, con la que cerró un acuerdo para producirla en la Unión Europea.- EFE/Salvador Sas

Vista del departamento de producción de Biofabri, del grupo Zendal, que prevé fabricar “cientos de millones” de dosis de la vacuna de la Covid-19 en la que trabaja la farmacéutica estadounidense Novavax, con la que cerró un acuerdo para producirla en la Unión Europea.- EFE/Salvador Sas

Novavax lo fía todo a la vacuna que produce Biofabri (filial de Zendal). La farmacéutica estadounidense ha cerrado el tercer trimestre del año con unas pérdidas récord de 322 millones de dólares, frente a los 197,3 millones del mismo periodo del año anterior, tras volcarse con su antígeno contra el Covid-19.

De esta forma, la compañía eleva sus números rojos en lo que va de año hasta los 827 millones de euros como consecuencia, principalmente, de sus elevados desembolsos en investigación y desarrollo (I+D) para su vacuna. Y es que la compañía se ha dejado 408,2 millones de dólares (unos 353 millones de euros al cambio actual) a esta partida solo a lo largo del tercer trimestre del año.

Ventas de vacunas y de acciones

Para llevar a cabo este esfuerzo inversor en la vacuna que producirá Zendal, Novavax ha optado por activar dos fuentes de financiación. Por un lado, la firma se ha embolsado 1.200 millones de dólares con los contratos de venta de vacunas que ya ha sellado en medio mundo (la Unión Europea tiene reservadas hasta 200 millones de dosis).

A este reguero de ingresos se suman los 500 millones de dólares que la firma se embolsó con las acciones que tenía en autocartera. Las operaciones de venta se ejecutaron a lo largo del primer trimestre del año, cuando los títulos llegaron a marcar máximos históricos por encima de los 330 dólares, y permitieron que la farmacéutica estadounidense captase recursos clave para el desarrollo de las vacunas.

Dispara su producción un 50%

Con su vacuna ya aprobada en Indonesia, la firma espera recibir la luz verde de los reguladores en Australia, Canadá, Reino Unido o la Unión Europea (donde ya ha presentado toda la documentación), así como en Estados Unidos (prevé hacerlo antes de que acabe el año).

Es por ello que Novavax avanza que, tras haber cumplido en el tercer trimestre con su objetivo de producir 100 millones de dosis de su vacuna al mes, prevé elevar esta cantidad hasta los 150 millones de dosis al mes. “Este significativo incremento en la producción nos permitirá no solo hacer frente a nuestros acuerdos actuales de suministro sino también hacer frente a demanda adicional de nuestra vacuna en 2022 y más allá“, ha apuntado el vicepresidente de la firma, John J. Trizzino, durante la presentación de resultados.

Vacuna efectiva contra todas las variantes

En paralelo, la firma ha avanzado la inclusión de 2.200 menores de entre 12 y 17 años en el ensayo clínico de fase III en el que testa los beneficios de su vacuna en niños. El objetivo de Novavax es tener toda la documentación preparada a lo largo del primer trimestre de 2022.

Para entonces se desconoce qué variante del coronavirus será la dominante, pero la compañía se muestra confiada por la efectividad de su vacuna ante nuevas cepas. “La vacuna funciona bien contra variantes, no solo contra la alfa (la británica) como hemos detallado en nuestro estudio de fase III en Estados Unidos sino contra todas las que han circulado durante este tiempo. Y aún más importante, tenemos protección completa contra enfermedad severa, hospitalización y muertes en todos nuestros estudios de eficacia”, ha añadido Filip Dubovsky, director médico de la compañía.