Sandra Ortega deja en manos de Barceló tres hoteles que alquilaba a Room Mate por seis millones al año

Rosp Corunna ultima un acuerdo con Barceló para que esta pase a operar los establecimientos de Nueva York, Miami y Barcelona de los que desahució a Room Mate por el impago de los alquileres el año pasado

Sandra Ortega

Imagen de archivo de Sandra Ortega / EFE (Cabalar)

Sandra Ortega encuentra acomodo para los tres hoteles de los que desahució a Room Mate. Su vehículo inversor, Rosp Corunna, se encuentra ultimando un acuerdo con Barceló para que la cadena hotelera pase a operar los establecimientos de Nueva York, Miami y Barcelona que Room Mate gestionaba antes de su ruptura.

“La relación con ellos es buena y esperamos poder cerrar un acuerdo y empezar a operar los hoteles de Rosp Corunna este año”, avanzó este martes el consejero delegado de Barceló, Raúl González. El directivo cifró en 15 las inauguraciones previstas de cara a este 2023, de las cuales tres se corresponden a estos establecimientos por los cuales Room Mate tenía comprometido el pago de unas rentas superiores a los cinco millones de euros anuales.

Así fue el desahucio

Así se desprendía de la memoria de actividades de Room Mate de 2019. En ella se recogía que el Room Mate Grace (Nueva York) había cerrado el ejercicio con pérdidas por valor de de 836.000 euros, mientras que las del Room Mate Waldorf (Miami) se situaron en unos 88.000.

Estos dos establecimientos, unidos al de Barcelona (cuyo alquiler rondaba los 600.000 euros anuales, representaban prácticamente una quinta parte del desembolso de 32,6 millones de euros que la firma tuvo que afrontar en arrendamientos en el año 2019, el ejercicio previo al estallido de la crisis por el Covid-19.

Precisamente Room Mate aludió a este golpe de la pandemia para pedir una rebaja en los arrendamientos que abona a Rosp Corunna. Según denunció la compañía tras conocerse el inicio de los trámites para el desahucio, el brazo inversor de Sandra Ortega reclamaba el pago del 100% de las rentas.

Es por ello que desde la cadena hotelera se censuró la «excesiva rigidez» por parte de Rosp Corunna, que ejercía de casera, accionista significativa (Sandra Ortega controlaba una participación del 31% antes de su caída en concurso) y como acreedora.

No en vano, el administrador concursal de Room Mate, PricewaterhouseCoopers (PwC), reveló que la firma que capitanea Kike Sarasola contaba con 199 millones de euros en créditos concursales. De esta cantidad, un 43,7% (casi la mitad) se corresponden a Rosp Corunna.

Y es que la cadena hotelera debía 86,9 millones de euros al brazo inversor de Sandra Ortega. La cifra superaba a los préstamos reconocidos por valor de 35,6 millones de euros de Abanca, los 17,6 millones de Société Générale o los 13,8 millones de Deutsche Bank (13,8 millones).

Barceló abre la puerta a más alianzas con Rosp Corunna

De esta forma, Barceló tomará el relevo de Room Mate como gran inquilino de Rosp Corunna. Su propio consejero delegado llegó a dejar la puerta abierta en su comparecencia de este martes a rubricar más acuerdos en esta línea con otros inmuebles hoteleros de Sandra Ortega.

La cadena hotelera se abre a una alianza con la primogénita de Amancio Ortega tras vaticinar que culminará el 2023 en curso con los mejores resultados de su historia.