Siemens Gamesa quiere contratar en Francia a tantos trabajadores como despide en As Somozas

A principios de febrero, Gamesa anunció la intención de abrir una primera ola de contrataciones para su futura planta en Le Havre de 210 personas. Casi el mismo número de trabajadores están afectados por un ERE en su planta coruñesa

Manifestación contra el cierre de la factoría eólica de Siemens Gamesa en As Somozas. Kiko Delgado/EFE

Manifestación contra el cierre de la factoría eólica de Siemens Gamesa en As Somozas. Kiko Delgado/EFE

Misma empresa, pero distintas realidades según la ubicación de sus activos. Siemens Gamesa ha puesto en marcha un ERE de extinción que afecta a sus plantillas en As Somozas (A Coruña) y en Cuenca. Sin embargo, a la vez, tiene en marcha planes para aumentar su personal al menos en Portugal, en la recientemente adquirida Ria Blades, en Vagos, y en Francia, donde construye una nueva planta en el puerto de Le Havre centrada en eólica marina. Allí, el pasado 5 de febrero, y según recogieron los medios galos, anunció la puesta en marcha de un proceso de selección para abordar una primera oleada de contrataciones en la que requiere un total de 210 personas. Casi las mismas que las afectadas por el cierre de la factoría de Ferrolterra.

A estas últimas, según ha trasladado Gamesa, la compañía les ofrece indemnizaciones de 40 días por año trabajado, el doble de que obliga la ley, al margen de un plan de recolocación. La compañía estima que hay 152 puestos de trabajo que los empleados de las plantas gallega y manchega podrían cubrir tanto en España como en otros países (el expediente de regulación de empleo impulsado por la compañía no responde a causas económicas, sino organizativas).

No obstante, tanto las centrales sindicales con representación en As Somozas como la propia Xunta de Galicia alegan la “mala fe” de la compañía en el proceso de extinción laboral. Argumentan, entre otras cuestiones, que el grupo eólico se niega a negociar una salida para la factoría y que existen distintas compañías, como Greenalia o Endesa, que están dispuestas a dotarla de encargos.

Último día del periodo de negociaciones

Este jueves fue intenso tanto en As Somozas como en Madrid. En el ayuntamiento coruñés, los trabajadores de Gamesa convocaron una marcha en protesta por la situación que atraviesan. En el marco de la misma quemaron varios muñecos vestidos con ropa de faena de la multinacional para rechazar la actitud de la misma.

Mientras esto ocurría en la provincia coruñesa, a las doce de la mañana arrancaba en Madrid una reunión con representantes del Ministerio de Trabajo que tenía como objetivo intentar paralizar el expediente de regulación de empleo en marcha. A falta de conocer el resultado final del encuentro, que se prolongó también durante la tarde, los sindicatos avanzaron este jueves que la compañía había rechazado ampliar el periodo de consultas y que su objetivo era poner en marcha «ya» el despido de los 266 trabajadores afectados por el proceso de reestructuración (215 operarios en Ferrolterra y 51 en Castilla-La Mancha).

La recomendación del Ministerio de Trabajo

El secretario general de la Federación de Industria de CCOO en Galicia, Víctor Ledo, indicó a Europa Press que en la reunión celebrada en Madrid la directora general de Trabajo, la gallega Verónica Martínez, habría recomendado expresamente la ampliación del periodo de consultas “para evitar y reducir despidos como mandata el artículo 8 del Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada», advirtiendo de la existencia de «graves deficiencias de fondo y de forma«.

Los sindicatos demandan que, si finalmente Siemens Gamesa acomete los cierres planteados, “la administradores tendrían que tener esto en cuenta para todo lo que tiene que ver con los intereses de la compañía en Galicia y en el conjunto del Estado”, en alusión a la convocatoria de concursos para la instalación de nuevos parques eólicos.

La apuesta francesa

La situación de la compañía en estos momentos es muy distinta en Francia. En 2019, antes de la irrupción del Covid, Siemens Gamesa anunció su intención de construir una nueva fábrica de aerogeneradores en el puerto francés de Le Havre. La previsión es que la nueva factoría, centrada en la eólica marina, fabrique góndolas, turbinas y aerogeneradores y dé empleo a unas 750 personas, entre puestos directos e indirectos.

El pasado 5 de febrero, mientras en España ya se negociaba el futuro de las fábricas de A Coruña y de Cuenca, medios franceses informaban de que la multinacional eólica arrancaba con la primera oleada de contrataciones ligadas a este proyecto. En concreto, anunció la apertura de un proceso de selección de 210 personas. En este proceso, la empresa cuenta con la colaboración de Pôle Emploi, una agencia gubernamental francesa que ayuda a los desempleados a encontrar trabajo y que, a la vez, asesora a empresas en la búsqueda de personal.

En una nota de prensa, la propia Pôle Emploi Normandia indica que ha alcanzado un acuerdo de asociación con Gamesa para colaborar en la selección estas primeras contrataciones. En esta primera fase se requieren puestos para la producción de palas y góndolas de aerogeneradores marinos. «El objetivo es seleccionar a los primeros 210 empleados de la planta para diciembre de 2021«, apuntan.

Inversiones en Portugal

También crece Siemens Gamesa en Portugal. Según esta semana publicó La Opinión de A Coruña, el fabricante de aerogenedores se ha comprometido con el ayuntamiento de Vagos, en el distrito de Aveiro, a crear dos nuevas líneas de producción en la planta Ria Blades y a invertir unos 5 millones de euros, un presupuesto que también comprendería la inversión necesaria para ampliar la plantilla y crear unos 41 nuevos puestos de trabajo. El personal de la nueva planta lusa sobrepasaría así los 660 operarios.