Teresa Ribera convoca una cumbre sobre Ence con ayuntamiento y Xunta enfrentados

El futuro de Ence también se dirime en el terreno político. Mientras el BNG apuesta por el traslado, la Xunta carga contra la ley de cambio climático

Ence

Decenas de trabajadores de la fábrica de Ence se manifiestan por el cierre de la fábrica, en Lourizán, Pontevedra, Galicia (España). Europa Press

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha convocado para el próximo miércoles 21 de abril, en Madrid, la primera reunión de la mesa de trabajo sobre el futuro de la fábrica de Ence en la ría de Pontevedra.

Ribera cumple así el compromiso adquirido con el comité de empresa de la fábrica de Lourizán de habilitar «un espacio de diálogo, donde buscar fórmulas que den continuidad a los puestos de trabajo de Ence en Pontevedra«.

Posturas enfrentadas

La ministra ha invitando a participar en esta mesa de negociación a la dirección de la compañía pastera, los representantes de los trabajadores de la factoría y los del sector de transportes y forestal y a las administraciones implicadas.

La portavoz del gobierno local de Pontevedra, Anabel Gulías, ha confirmado la participación del alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, del BNG, junto al director general de urbanismo, «para trasladar la posición que se viene manteniendo desde hace más de 20 años en este Ayuntamiento«.

El concello quiere el traslado

Anabel Gulías ha recordado que para el consistorio, «el traslado de la fábrica es una cuestión de necesidad imperiosa» por tres motivos básicos: por «calidad democrática» –que tiene que ver con «la concesión de una prórroga fraudulenta»–, por una «cuestión de equidad» –ya que «no puede tener esta factoría un tratamiento diferenciado del resto de empresas y de industrias de la comarca»– y para la recuperación para la ciudadanía de unos terrenos públicos y la «garantía y seguridad» en el medio ambiente.

La portavoz municipal indicó que Fernández Lores participará en esa mesa de trabajo con la «voluntad firme de reclamar formalmente a quien tiene competencias en el asunto (ministerio y Xunta) que tomen una determinación sobre el traslado efectivo» y lo hará «escuchando a todas las partes pero manteniendo firme» su posición.

Xunta de Galicia

Quien también ha confirmado su participación ha sido la Xunta de Galicia, a través de su vicepresidente económico, Francisco Conde, quien, preguntado al respecto tras reunirse con el comité de Alcoa, ha apelado a un cambio de la ley de cambio climático en el Senado para que no incorpore el artículo que «pone fecha al cierre» de la planta de Ence en Pontevedra.

«La Xunta está convocada a esta reunión y asistiremos para trasladar un mensaje claro de que el Gobierno pueda rectificar y durante la tramitación del Senado se pueda suprimir ese artículo 18 que supondría establecer una fecha de cierre de la planta», insistió.

Una ley “que cierra una empresa”

Para el vicepresidente económico de la Xunta, es preciso «dar una solución» para favorecer la viabilidad y la continuidad de la planta, «al margen de la resolución judicial en la Audiencia Nacional» sobre la prórroga. «Lo que no podemos tener es una ley que establezca una fecha de cierre de una empresa», dijo.

Así, ha anunciado que el Gobierno gallego acudirá a la cita del miércoles «para que haya una respuesta desde el punto de vista político y la ley no sea esa ley que establece una fecha de cierre».