A Coruña encaja más de la mitad del tijeretazo de BBVA y Caixabank en Galicia

Más de un centenar de los despidos previstos por BBVA y Caixabank serán en la provincia de A Coruña, también la más afectada en la reestructuración del Popular y Santander

Carlos Torres Vila y Onur Genç, presidente ejecutivo y consejero delegado de BBVA

Carlos Torres Vila y Onur Genç, presidente ejecutivo y consejero delegado de BBVA

La banca prosigue la incesante destrucción de empleo que inició con intensidad en la crisis financiera y continúa en la crisis del Covid-19, ya sea por las fusiones de entidades, la digitalización o la necesidad de disminuir costes para compensar en rentabilidad los bajos tipos de interés. De crisis a crisis, los recortes no han cesado, para disgusto de la vicepresidenta segunda, la coruñesa Nadia Calviño, que este jueves trasladó al Banco de España su indignación por la “inaceptable” oleada de despidos y por los “salarios y bonus de los ejecutivos bancarios”, a su entender, alejados de la realidad económica que atraviesa el sector.

Tan airada reacción procede de los tijeretazos que en los dos últimos días han anunciado Caixabank, con un ERE para 8.291 trabajadores, y BBVA, para otros 3.800 empleados. Los ajustes conllevarán el despido de 201 trabajadores en Galicia, más de la mitad en la provincia de A Coruña.

Desde 2019, estas dos entidades, incluyendo la fusionada Bankia, y el Santander, que absorbió la importante red que mantenía el Popular en Galicia a través de la marca Pastor, habrán recortado unos 900 empleos una vez se ejecuten los EREs previstos. También en el caso del Santander, A Coruña ha sido hasta el momento la provincia más castigada por los ajustes de red y personal.

BBVA: el 60% de los despidos en A Coruña

En la reunión mantenida este jueves con los sindicatos, BBVA justificó con la digitalización y la pérdida de rentabilidad de la entidad la propuesta de 3.798 despidos y el cierre de 530 oficinas. En la zona noroeste, que engloba a Galicia, Asturias y Castilla y León, clausurará 59 sucursales bajo criterios muy abiertos, pues si bien atenderá a las “duplicidades” que haya en cada territorio, el banco también se reserva la posibilidad de cerrar las que considere “no estratégicas”.

En cuanto a los despidos, la entidad que preside Carlos Torres Vila fue más específica. A la espera de que la negociación con la parte social pueda rebajar las cifras, BBVA prevé echar a 111 personas en Galicia, de las que casi el 60%, 66, están en la provincia de A Coruña. En Pontevedra saldrían otros 26; en Ourense, 10; y en Lugo, 9.

BBVA contaba con una plantilla a cierre de 2019 de 934 empleados en Galicia y, tras ejecutar el ERE, quedarán 710, de mantenerse las cifras. En menos de dos años liquidará 224 empleos.

Caixabank y la concentración bancaria

Caixabank, por su parte, ha puesto sobre la mesa el mayor ERE de un banco español, con 8.291 despidos. Una vez más, el empleo es el gran damnificado de un proceso de fusión bancaria, en este caso con la absorción de Bankia. La menor presencia de ambas entidades en Galicia hace que no sea tan traumático como la integración del Popular por parte de Banco Santander, pero sí que conllevará 90 despidos en la comunidad, un recorte equivalente al 75% de la plantilla de Bankia, pues cuenta con 120 trabajadores en suelo gallego.

También será A Coruña la que se lleve el mayor tijeretazo. En este caso serán 39 las salidas, frente a las 26 de Pontevedra, las 17 de Ourense y las 8 de Lugo.

En el caso de BBVA, A Coruña es la duodécima provincia de España con más despidos, mientras que en el caso de Caixabank es la vigésimo-octava. Entre las dos entidades recortarán 201 empleos en Galicia, el 55% en A Coruña, con 105 despidos.