La economía gallega sella su menor caída desde el comienzo de la pandemia

El PIB de Galicia retrocedió un 2,9% interanual en el primer trimestre, frente a una media estatal que se desplomó un 4,3%

Exportaciones

Imagen de archivo de tráfico de contenedores en un puerto español

La economía gallega recuperar poco a poco el pulso tras el golpe del Covid-19. Los datos que el Instituto Galego de Estatística (IGE) ha publicado este viernes revelan que el producto interior bruto (PIB) de Galicia retrocedió un 2,9% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del ejercicio 2020.

Galicia pone tierra de por medio con la una media estatal que cayó un 50% más (hasta el 4,3%)  en un primer trimestre que arrancó con fuertes restricciones ante la escalada de contagios en Navidad y que acabó con una desescalada que provocó la reapertura de la hostelería y de la movilidad entre concellos.

Galicia cosecha, de esta forma, su menor caída trimestral desde el estallido de la pandemia. Y es que la economía gallega registró en 2020 reducciones interanuales del 3,8%, 18%, 6,2% y 7,6% en el primer, segundo, tercer y cuarto trimestre, respectivamente.

La industria, al alza

Además, en tasa intertrimestral, el PIB gallego se mantuvo sin variación desde el cuarto trimestre de 2020 al primero de 2021, mientras que la economía española bajó en ese período un 0,5%. La mayor caída la aportó el gasto de los hogares y de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares, con una bajada anual del 6%. Mientras, la demanda interna descendió un 3,1%, tanto en términos interanuales como intertrimestrales. La formación bruta de capital (inversión empresarial) también se redujo, un 1%, en comparación con el primer trimestre de 2020, aunque subió un 1,2% en relación con el cuarto trimestre.

Del lado contrario, las exportaciones subieron un 2,1% intertrimestral y un 4,8% interanual, al igual que las importaciones, que aunque bajaron un 3,5% intertrimestral, se incrementaron un 4,7% en un año.

Por sectores, la industria fue el único que registró crecimiento, del 1,2% sobre el primer trimestre del año pasado, un porcentaje que contrasta con las caídas del 6,3% en la construcción, del 3,4% en el sector  servicios y del 3,1% en el primario.