Así se hizo el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida

El proyecto de Economía Digital, integrado en Galicia Smart Business, sienta las bases de una nueva forma entender la relación de las empresas con Galicia

Así se hizo el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, un proyecto de Economía Digital Galicia sienta las bases de una nueva forma entender la relación de las empresas con Galicia

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida parte precisamente de un compromiso periodístico, desarrollado por Economía Digital Galicia durante el último año. En un intento por tomar distancia de los recurrentes informes de Responsabilidad Social Corporativa, esta vez ha sido el equipo nucleado en torno a Economía Digital el encargado de definir los ámbitos a analizar para establecer lo que entendemos por compromiso empresarial en Galicia y ponerle nombre y apellidos.

La iniciativa, por inédita, está llamada y aspira a sentar las bases de una nueva forma de entender la relación de las empresas con su entorno, en este caso la economía y la sociedad gallegas. El atlas no quiere ser un mero índice o ranking más. De hecho, huye de ese concepto de clasificación competitiva.

En síntesis, delimita las variables estratégicas y de gestión que permiten identificar las empresas con un mayor compromiso hacia el desarrollo del país y destaca los ejemplos positivos de cada categoría con el fin de que sirvan de referencia, de acuerdo con la presentación de Marcelino Fernández Mallo, director técnico del proyecto.

Bajo la coordinación de Julián Rodríguez, director de Economía Digital Galicia, con el apoyo del equipo de Virgilio Costas, director de desarrollo, y la Redacción de Economía Digital, el proyecto ve la luz como fin de etapa de un proceso articulado en varias fases.

Así se hizo el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida

Para la elaboración del atlas se realizó una selección de las empresas con domicilio social en Galicia, siguiendo la base de datos Ardán correspondiente al año 2018 sobre las 20.000 principales empresas gallegas. Se seleccionaron aquellas sociedades o grupos empresariales que registrasen una facturación superior a 10 millones de euros.

En total, se remitió una invitación a participar a 570 empresas, en la que se solicitaba respuesta a una encuesta sobre las materias analizadas en el atlas. Finalmente, sesenta empresas accedieron a participar, en una clara muestra de compromiso. Ese grupo suma una facturación anual global de 43.291 millones de euros, con 238.906 empleos directos.

Al proceso se aplicó una metodología transparente. Comenzó con una primera fase, la identificación de las variables representativas del compromiso de las empresas hacia su entorno. Posteriormente se definieron las categorías o ámbitos en las que se podrían agrupar las variables a partir de una naturaleza común. En total, se plasmaron 22 variables con una partición en 69 atributos o indicadores. Y todo ello dividido en cuatro áreas de estudio, las categorías: Buen Gobierno, Medio Ambiente, Entorno y Personas.  Finalmente, los índices se trasladaron a una definición de niveles ilustrados por estrellas de acuerdo con determinadas escalas.

Así se hizo el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida

Para obtener la información precisa en cada variable, se accedió al Registro Mercantil, a las memorias anuales y a la información publicada por la empresa. También se circuló una encuesta para la recopilación de los datos que no figuraban en las fuentes anteriores.

El resultado de todo ello es la primera edición del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida. El proyecto se enmarca en Galicia Smart Business, que también ha desarrollado durante 2020 los Observatorios de Economía Digital y ha contado con el patrocinio de empresas como Copasa, Grupo Cortizo, Syca, Gadisa, Luckia, Corporación Hijos de Rivera y Coren.