Los cuatro grandes ejes del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida

El buen gobierno, el medio ambiente, el entorno y las personas son los principales ámbitos de análisis del atlas de Economía Digital Galicia

¿Cómo se mide el compromiso de una empresa con Galicia? Pues con rigor, paciencia y, sobre todo, con una metodología definida, contrastable y pública. Es lo que hace el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, una iniciativa de Economía Digital Galicia y de Galicia Smart Business que da una vuelta al concepto de Responsabilidad Social Corporativa, aportando el compromiso con Galicia como premisa básica de análisis.

De arranque, un grupo dentro del equipo encargado de la elaboración del atlas procedió a debatir y definir las áreas de estudio, aquellos ámbitos a partir de los cuales se elaboraría el análisis y que fueran determinantes para medir ese compromiso con Galicia. Todo ello, dentro de los parámetros de sostenibilidad que establece la estrategia de la Unión Europea y la propia tendencia de las economías del planeta. También se tuvieron en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos en el contexto de la Agenda 2030 de la ONU.

Las grandes áreas de análisis

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, finalmente, establece cuatro grandes ejes de análisis, que arman el proyecto: buen gobierno y transparencia, medio ambiente, entorno y personas.

Buen Gobierno. El atlas intenta detectar las empresas gallegas más comprometidas en perseguir el interés general de la comunidad donde están implantadas y, a la vez, observar principios de comportamiento modélicos en términos de ética, transparencia, cumplimiento de la ley y participación de los problemas más trascendentes de la sociedad o de sus clientes. El atlas analiza la política ética, la observancia del Pacto Mundial de la ONU, la transparencia activa y la transparencia financiera.

Medio Ambiente. Asunto capital. El atlas se propone evaluar la política que observan las empresas gallegas en su relación con el medio natural. Cualquier empresa con visión y vocación de futuro tiene que asumir la sostenibilidad como un principio básico de actuación: este es uno de los criterios fundamentales del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida. Analizamos desde la huella plástica hasta el uso de fuentes de energías renovables, pasando por certificaciones medioambientales, gasto anual en protección ambiental o la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entorno. Por tal entendemos el ecosistema social, económico y cultural en el que las empresas desarrollan su actividad. Galicia, otra vez como referencia, desde distintos ángulos, en este caso poliédricos, pero complementarios. El atlas aborda asuntos como el peso de los proveedores gallegos, el del personal radicado en Galicia, la participación social, la cultura y la lengua gallegas en la empresa, así como la Investigación y el Desarrollo.

Personas. El capital humano dentro de las organizaciones empresariales es objeto de un pormenorizado análisis en el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, que aborda al personal tanto como receptor de las políticas laborales de la empresa como partícipe de sus estrategias. Cuestiones como el incremento del personal, la masa salarial, la formación, la estabilidad, la igualdad o el peso de las personas con discapacidad integran este capítulo.