A Coruña no es Valencia: el Gobierno ve “imposible” condonar la deuda del Puerto

El Gobierno asegura que "el marco regulatorio" no permite condonar la deuda del Puerto de A Coruña, pero acuerda la moratoria hasta 2035 del préstamo principal

Imagen de archivo del Puerto Exterior de A Coruña en Punta Langosteira

Imagen de archivo del Puerto Exterior de A Coruña en Punta Langosteira

El Gobierno echa un jarro de agua fría sobre la condonación de la deuda del Puerto de A Coruña. Representantes del Gobierno central, la Xunta, la Diputación de A Coruña, Concello de A Coruña, la Autoridad Portuaria de A Coruña y Adif han celebrado una reunión este martes que la regidora herculina, Inés Rey, ha tildado de “histórica”, pero que se ha saldado sin acuerdo sobre uno de las principales cuestiones en liza.

El secretario general de infraestructuras del Ministerio de Transportes, Sergio Vázquez, ha asegurado que la condonación es “imposible”, ya que “el marco regulatorio no lo permite», ha sentenciado rechazando, además, comparar el caso de A Coruña con el de Valencia. «El Consorcio de Valencia 2007 no tiene nada que ver con el puerto, fue una sociedad del Estado, el ayuntamiento y la Generalitat y para un evento deportivo, se ha asumido la deuda, de la que la mitad era del Estado», ha argumentado.

Puntos de encuentro

A cambio sí se ha logrado un “compromiso de reestructuración de la deuda de la Autoridad Portuaria con una moratoria hasta 2035 para el préstamo principal, a través de la rentabilización de activos». Además, la alcaldesa de A Coruña que también se ha alcanzado un acuerdo a la hora de crear una comisión de trabajo «para elaborar un nuevo protocolo» ya que, según indicó, hay «puntos» de los convenios de 2004 que no son «aplicables» en la actualidad, ha admitido después de que en ellos se plantease la venta de terrenos del puerto para financiar Langosteira.

Además, apuntó que Adif ha confirmado que se prorrogará hasta el próximo año la declaración de impacto ambiental del tren a Langosteira y que se ha acordado la «búsqueda de fondos europeos» para la ejecución del proyecto.

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, también ha destacado que existe «una voluntad real» de que el acceso ferroviario se acometa y se aborde la situación de un puerto «en quiebra» y se ha mostrado optimista por los acuerdos alcanzados durante la reunión, una posición que contrasta con la de la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.

Críticas de la Xunta

La representante de la Xunta asegura sentirse “decepcionada” por cerrar el encuentro «sin un horizonte para la licitación del acceso ferroviario». En cuanto a la comisión de trabajo, la ha calificado como un «folio en blanco». «No conocemos las funciones concretas de esa comisión».

En este contexto, el presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado, ha manifestado que la reunión ha sido «un paso más» para construir «un sueño de ciudad». «El puerto ha cumplido», ha añadido al defender las inversiones ejecutadas en Langosteira. Con todo, ha admitido que, ante una ciudad «que ha decidido no vender» los muelles que quedan liberados por el traslado de actividad a Langosteira, «habrá que modificar la alternativa de 2004». Y sobre lo que ha calificado como «tensión financiera» por las deudas que tiene el puerto, ha apelado a buscar «alternativas» que le garanticen ingresos, sin entrar en el debate sobre la condonación o no de la deuda. «Cualquier ayuda temporal o definitiva, la agradecemos», ha expuesto.