Agencia de Inteligencia Artificial: Granada, Gijón y Burgos compiten con A Coruña y Santiago

Las ciudades gallegas tendrán que competir con otras urbes de Asturias, Baleares, Andalucía o Castilla y León, entre otras, que también han promovido iniciativas para albergar la sede

A Coruña, Santiago y Ourense compiten con otras ciudades gallegas para albergar la sede de la AESIA

A Coruña, Santiago y Ourense compiten con otras ciudades gallegas para albergar la sede de la AESIA. Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital

No solo las ciudades gallegas compiten en la carrera por acoger la sede de la futura Agencia Estatal de Supervisión de Inteligencia Artificial (Aesia).  Además de A Coruña, Santiago y Ourense, otras localidades españolas como Granada, Alicante, Ávila, Burgos, La Rioja, Alcoy y Palma han mostrado su interés por acoger la sede. La última urbe en sumarse a la lista ha sido Gijón, cuya candidatura será presentada en las próximas semanas.

Con la creación de este organismo, España se convertirá en el primer país de la Unión Europea que cuenta con una agencia estatal de estas características, anticipándose a la entrada en vigor de la nueva regulación comunitaria sobre IA. Su creación está incluida dentro de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial.  

La Aesia contará con un presupuesto de cinco millones de euros para su puesta en funcionamiento. Está previsto que en un primer momento cuente con un mínimo de 40 profesionales, si bien el ejecutivo estima que el número de empleados se incremente cuando entre en vigor el marco jurídico europeo que regulará los usos de esta tecnología.

Conforme a lo establecido en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 La Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial es un organismo que se encargará de crear medidas destinadas a «minimizar los riesgos significativos sobre la seguridad y salud de las personas, así como sobre sus derechos fundamentales, que puedan derivarse del uso de sistemas de inteligencia artificial». Dentro de estas medidas se incluyen tanto las actuaciones del propio organismo, como aquellas desarrolladas en coordinación con otras autoridades competentes –cuando sea posible– e incluso operaciones de apoyo a entidades privadas.

El nuevo ente se encargará del desarrollo, supervisión y seguimiento de los proyectos enmarcados dentro de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, así como de aquellos que estén impulsados por la Unión Europea, en particular, aquellos relativos al desarrollo normativo sobre inteligencia artificial y sus posibles usos.

Candidaturas gallegas

En el caso de las candidaturas gallegas, aunque desde la Xunta apuestan por presentar «una candidatura única» cada una de las ciudades se postula como independiente. Este mismo viernes, el gobierno local de Santiago de Compostela confirmó que mantenía su propuesta, aunque mostraba su disposición a presentar una «fórmula compartida». De esta forma, la sede se ubicaría en la capital gallega mientras que los servicios técnicos se instalarían en la urbe coruñesa.

Sin embargo la propuesta del consistorio de Santiago no ha sido aceptada, al menos por el momento, por su homólogo coruñés que aspira a que tanto la sede como los laboratorios se sitúen en la ciudad herculina. 

Además de Santiago y A Coruña, Ourense también ha trasladado su interés en albergar la sede de este nuevo organismo. De hecho, esta misma semana el alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, insistió en un encuentro con el presidente de la Xunta en esta posibilidad.

A pesar de la pluralidad de propuestas del territorio gallego, desde el Ejecutivo autonómico tienen su postura clara: «tenemos que trabajar en una candidatura única y nos decepcionaría si no alcanzamos esta postura entre todos los actores». Así lo destacó el vicepresidente de la Xunta , Francisco Conde, quien reclamó «visión de país» para que Galicia presente una única propuesta que fortalezca la comunidad.

Requisitos exigidos

La Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial será la primera entidad con la que el Ejecutivo central aplicará la política de descentralización administrativa. Entre las características que deben reunir las localidades aspirantes, según recoge el BOE, se valorará positivamente:  

– Una amplia red de acceso a medios de transporte público, tanto aéreo, tren, especialmente trenes de alta velocidad, y por carretera.

– La existencia de un ecosistema universitario, tanto de formación como de investigación relacionado con la Inteligencia artificial.

– La existencia de un ecosistema económico o empresarial relacionado con la inteligencia artificial.

– La producción periódica, tanto en el ecosistema económico como empresarial, de publicaciones, manuales e investigaciones relacionadas con la inteligencia artificial y su impacto en los diferentes sectores.

– Una buena conexión/relación internacional con ecosistemas de inteligencia artificial o supervisión de la misma en Estados punteros en dicha materia.

– Masa crítica suficiente de empresas relacionadas con el ámbito de las tecnologías de la información y de la comunicación y más concretamente con el sector de la inteligencia artificial.

Además de estos requisitos, también se valorará de forma favorable que los territorios candidatos presenten un informe de la comunidad autónoma que apoye su idoneidad para alojar la sede.

Carrera en la inteligencia artificial

Desde que el Ejecutivo central abrió el plazo para presentar las candidaturas, localidades de distintas comunidades han promovido iniciativas para presentar sus candidaturas. Es el caso de Castilla y León, que inició su particular carrera con la misiva enviada por el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera (Por Ávila), al presidente del Gobierno en la propuso la ciudad para albergar la sede. A ella habría que sumar la propuesta de Burgos, a iniciativa del Grupo Municipal Popular,  y la planteada por el equipo de Gobierno de la alcaldesa de Segovia. 

Palma, Alcoy o La Rioja son otros de los municipios que también han promovido iniciativas para postularse como sede de la Aesia. El Principado de Asturias ha movido ficha en los últimos días. El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, anunció esta semana que el Gobierno regional presentará la candidatura de Gijón –regido por el equipo de Ana González (PSOE) – para ubicar al nuevo organismo en las instalaciones de la Universidad Laboral.

Alicante y Granada, principales rivales

Tanto Alicante como Granada se postulan como las grandes rivales a las propuestas gallegas. En el caso de la ciudad de la Comunidad Valencia, uno de sus principales fuertes se encuentra en su sistema de transporte público. Conexión con Madrid en AVE en poco más de dos horas, quinto aeropuerto de España en volumen de pasajeros y conexiones de tráfico aéreo con las principales ciudades del centro y norte de Europa, son algunos de los aspectos que posicionan a la localidad regida por Luis Barcala (PP) en el top de la clasificación.

Por su parte, la urbe andaluza es la gran apuesta del Gobierno autonómico para albergar la sede. Ya en el mes de enero el presidente de la Junta, Juanma Moreno, instó al Ejecutivo central a apostar por Granada ante el “talento entusiasta y cualificado” de la ciudad. Uno de los principales fuertes de la ciudad de la Alhambra se encuentra en su universidad, una de las más relevantes en la comunidad, así como la existencia de un Parque Tecnológico de la Salud en el que la investigación tiene una especial importancia. 

Esta misma semana el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca (PSOE), participó en la presentación del  proyecto de la candidatura como sede de la futura agencia a la comunidad científica de la Universidad de Granada.