Covid: ayuntamientos en la frontera con Portugal quintuplican la tasa de riesgo extremo

Mientras Reino Unido veta los vuelos procedentes de Portugal, los ayuntamientos gallegos limítrofes ven como sus tasas de incidencia se disparan

Una sanitaria realiza una prueba de PCR en Galicia: Foto: Europa Press

Este viernes tanto Galicia como Portugal endurecen sus restricciones sociales para hacer frente a la tercera ola del coronavirus. La comunidad presidida por Alberto Núñez Feijóo adelanta el toque de queda a las 22.00 horas, decreta el cierre de la hostelería a las 18.00 en todo el territorio e impone cierres perimetrales a 63 ayuntamientos, entre los que se encuentran las siete ciudades. El país vecino va mucho más allá ya que, prácticamente, vuelve al confinamiento de marzo, aunque con la principal diferencia en este caso de la educación, ya que las escuelas se mantienen abiertas.

A pesar de las fuertes restricciones (las medidas ya se habían endurecido hace meses y los fines de semana el toque de queda comenzaba a las 13.00 horas), el virus se ha disparado en Portugal, y eso es algo que preocupa especialmente en Galicia. Este jueves, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, manifestó la necesidad de reforzar el control con la frontera portuguesa, dada la situación epidemiológica de los ayuntamientos colindantes con el país vecino. El dirigente alertó de los movimientos de población entre ayuntamientos limítrofes.

«Riesgo extremo»

La Xunta de Galicia no ofrece los datos de la incidencia acumulada del virus por ayuntamientos, pero es posible extraer un dato aproximado teniendo en cuenta los contagios en los últimos 14 días y el censo poblacional de la zona en cuestión. La realidad es que algunos ayuntamientos gallegos de la raya, que a partir de este viernes entran en situación de máxima alerta, quintuplican las tasas de contagio a partir de las que un territorio se considera en situación de «riesgo extremo«.

En el sur de Pontevedra, el Ejecutivo gallego ha decidido incluir en la lista de ayuntamientos con máximas restricciones varios concellos de la comarca de Baixo Miño, como son Baiona, Oia, A Guarda, Tui, O Rosal, Tomiño y Salvaterra do Miño.

 La tasa de contagios se dispara en los ayuntamientos fronterizos. En A Guarda, la incidencia del virus a 14 días es de 269 casos por cada 100.000 habitantes, una tasa que encuentra ya en medida de “riesgo máximo”. Pero la tasa se dispara en otros ayuntamientos linderos. En O Rosal, la incidencia acumulada a 14 días ronda los 651 contagios por cada 100.000 habitantes mientras que en Salvaterra do Miño ronda los 630 casos. La cifra se dispara en Tomiño y Tui donde, teniendo en cuenta los contagios de los últimos 14 días y la población censada, la incidencia del virus se acerca a los 825 y 865 casos, respectivamente, por cada 100.000 habitantes.

Reino Unido veta vuelos desde Portugal

En la provincia de Ourense, también limítrofe con Portugal, Verín presenta una incidencia acumulada de contagios en los últimos 14 días, según los datos del Sergas, que ronda los 930 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que Monterrei llegaría a los 1.269, quintuplicando la tasa de contagios que se considera de riesgo extremo. Hay que tener en cuenta que la incidencia media de toda la comunidad a 14 días es de 365 casos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Las alertas en Portugal se disparan en la tercera ola del Covid-19. El Gobierno de Reino Unido ha vetado los vuelos procedentes del país luso y otros 14 territorios de Sudamérica para tratar de evitar la propagación de una nueva variante del virus detectada en Brasil.