El turismo en Santiago desata una nueva guerra entre BNG y PPdeG

Los nacionalistas consideran que la gran afluencia de peregrinos en Santiago es un modelo de turismo "invasivo y depredador" mientras que el presidente de la Xunta valora estas críticas responden a "posicionamientos ideológicos"

Dos jóvenes son levantados en brazos durante la inauguración y acto de acogida de la peregrinación europea de jóvenes 2022, en el Obradoiro de Santiago

Dos jóvenes son levantados en brazos durante la inauguración y acto de acogida de la peregrinación europea de jóvenes 2022, en el Obradoiro de Santiago

El impacto de la Peregrinación Europea de Jóvenes en Santiago de Compostela ha generado un nuevo conflicto entre la Xunta y BNG. Mientras los nacionalistas califican este modelo de turismo como «invasivo», «insostenible» y «depredador», el presidente de la Xunta identifica estas críticas como «posicionamientos ideológicos».

El Bloque ha hecho público este jueves, junto a Compostela Aberta, su preocupación y malestar por la gran afluencia de peregrinos en Santiago y cómo su llegada impacta en la vida de los vecinos. Ambas formaciones coinciden en que el «máximo exponente de esta situación es la celebración de la Peregrinación Europea de Jóvenes (PEJ 2022)». La edición del PEJ de este año, inaugurada este mismo miércoles en una plaza del Obradoiro con el acceso restringido, reunirá en la capital gallega hasta 12.000 personas durante toda una semana.

Los nacionalistas aseguran entender el «cansancio» que existe por parte de los compostelanos, ya que el mencionado encuentro «no es el único». «Llegan numerosos grupos de peregrinos día tras día y cada vez es más frecuente encontrar actitudes incívicas y poco respetuosas con la comunidad, sus espacios y su forma de vivir», afirman.

Críticas a Bugallo

Por otro lado, critican la postura del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, que «solo tiene atenciones para los visitantes y no defiende a los que residen en Santiago». «Y lo que encontramos es que, una vez más, la sociedad civil va por delante del Gobierno local. Mientras el alcalde hace declaraciones inauditas con llamamientos a que ‘nos portemos bien’, varias asociaciones vecinales elaboran un decálogo de buenas prácticas para el tramo final del camino; un ejemplo perfecto de lo que debería hacer la Corporación», señalan.

El BNG hace referencia en este punto a unas declaraciones del regidor en una de sus últimas ruedas de prensa en las que pedía a los vecinos, especialmente de la calle San Pedro, –una de las que más afluencia registra– un «esfuerzo de acogimiento» con los peregrinos.

Por su parte, la portavoz municipal de Compostela Aberta, Marta Lois, ha instado a Bugallo a «reaccionar» ante una situación en la que «la ciudad, el patrimonio y la convivencia están en riesgo por un modelo turístico depredador».

Lois ha afeado además la «desaparición» del Gobierno local justo los días en los que «las redes sociales se llenan de imágenes y de comentarios de vecinos que sienten expulsados de su propia ciudad».

«Es casi insultante que Bugallo ponga el foco sólo en los compostelanos y sea tan tibio a la hora de criticar las actitudes de peregrinos y turistas, como es muy criticable que se esté permitiendo una auténtica invasión del espacio público de todos», ha esgrimido.

Posicionamientos ideológicos

Por su parte, el presidente de la Xunta ha recordado que se está en año Xacobeo, por lo que defiende que «todo el mundo es bienvenido mientras actúe con civismo» y «se actúe respetando a los demás».

«Mientras la afluencia de peregrinos se produzca con civismo, con orden, sin molestar a nadie, más allá de lo que puede suponer la presencia de muchas personas en un momento dado, yo creo que eso no perjudica a nadie, sino todo lo contrario», opina. «Son posicionamientos más ideológicos, dependen de quién vengan, se juzga su actitud de una manera o de otra», sostiene.

«Estamos escuchando estos días que no están de acuerdo que determinadas personas acudan en un número muy importante como peregrinos a Santiago, creo que eso es mezclar ideología con datos objetivos«. «En todo caso, la Xunta de Galicia con nadie lo va a hacer, por tanto, tampoco lo va a hacer en este caso», agrega.