Feijóo huye de la pifia de Navidad y augura una Semana Santa con restricciones

El presidente de la Xunta asegura que las restricciones irán a la par de la situación epidemiológica en cada área y vaticina una Semana Santa diferente

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este lunes la relajación de restricciones respecto a la hostelería, la movilidad y las reuniones con no convivientes. Aunque la situación pandémica ha mejorado, Feijóo ha subrayado que los datos todavía no son «suficientemente buenos» y augura que la Semana Santa de este año «no será como esperamos».

Aunque prácticamente toda Galicia podrá reabrir la hostelería en los próximos días, la continuación de estas aperturas estará siempre sometida a la evolución de la pandemia y a la incidencia acumulada a 14 y 7 días por cada 100.000 habitantes. Si los datos empeorasen, los ayuntamientos y áreas sanitarias cambiarían de nivel y se adaptarían a las medidas restrictivas de la nueva categoría. Siguiendo este criterio, Feijóo ha augurado una Semana Santa «diferente» ya que dependerá de la evolución de los datos.

De mantenerse las restricciones actuales durante la Semana Santa de este año, que comienza el 28 de marzo y dura hasta el 7 de abril, en un total de 107 municipios con incidencia entre 500 y 250 casos (entre ellos las áreas de A Coruña, Ferrol y Pontevedra) las reuniones serán de un máximo de 6 personas y la hostelería solo abrirá en terraza. En los que estén por debajo de los 250 casos por 100.000 habitantes, como las áreas de Santiago, Lugo o Vigo, podrá reabrir la hostelería hasta las 18,00 horas un 30% en interior y un 30% en terraza y las reuniones serán de hasta seis personas.

Los municipios de Aranga, Cabanas, Carballo, Catoira, Corcubión, O corgo, Gomesende, A Gudiña, Guitiriz, Larouco, Malpica de Bergantiños, Moeche, A Peroxa, Ponteceso, A Pontenova, Toques y Xunqueira de Espadañedo mantendrán las últimas medidas decretadas (cierre total de hostelería y cierre perimetral municipal, además de reuniones solo de convivientes) por superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Son 17 municipios, que representan el 2,6% de la población.