Pablo Iglesias dimite de todo y deja el camino libre a Yolanda Díaz

El ex vicepresidente del Gobierno renuncia a todos sus cargos y deja la política tras el naufragio de la izquierda en Madrid

Pablo Iglesias deja la politica tras el fracaso de la izquierda en Madrid

Pablo Iglesias deja la politica tras el fracaso de la izquierda en Madrid

De la vicepresidencia del Gobierno a dejar la política. Ese es el camino que ha recorrido Pablo Iglesias en menos de dos meses, tras abandonar el Ejecutivo de coalición con Pedro Sánchez para lanzarse en una suicida carrera en las elecciones a la Comunidad de Madrid. La derrota de la izquierda y la consolidación de Isabel Díaz Ayuso en la presidencia ha acabado con la carrera del profesor de ciencias políticas, que decidió abandonar todos sus cargos porque «cuando uno no es útil tiene que saber retirarse», resolvió.

La caída de Iglesias abre un nuevo ciclo en una formación que se erosiona en cada cita electoral, agarrada al papel de Unidas Podemos en el Gobierno central y sin una estructura territorial sólida a pesar de su paso por importantes gobiernos urbanos. Con este escenario deberá lidiar la ferrolana Yolanda Díaz, señalada en repetidas ocasiones por Iglesias para liderar el partido incluso antes de su retirada.

La que fuera líder de Esquerda Unida es prácticamente el único valor al alza que mantiene la formación por su labor al frente del Ministerio de Trabajo, pero ni siquiera tiene el carnet de Podemos y, en consecuencia, tampoco cargos orgánicos.

Pablo Iglesias dimite de todo y deja el camino libre a Yolanda Díaz
Yolanda Díaz y Pablo Iglesias en una foto de archivo, llegando al Congreso de los Diputados. – EUROPA PRESS/A.Ortega

“Dejo todos mis cargos. Yo no voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos que se tiene que producir en nuestra fuerza política. Yolanda Díaz puede ser la próxima presidenta del Gobierno”, anunció Iglesias, el líder que canalizó el movimiento del 15-M hacia las instituciones y, caminando, fue lo que fue, apuntó el candidato parafraseando la célebre canción de Silvio Rodríguez.

La retirada llega tras unas elecciones en las que Más Madrid, el partido de Íñigo Errejón, duplicó en votos a Unidas Podemos y en la que Vox, la formación de extrema derecha contra la que centró el discurso de campaña, acabó por encima en apoyos. Fue el final de la partida para un dirigente que, también en lo personal, vivió la cara más amable y más dura de la política.