Pachi Vázquez celebra su absolución: “Después de una gran injusticia ha llegado la justicia”

El exsecretario xeral del PSdeG ve finalizado su "vía crucis" al recibir la absolución de un supuesto delito de prevaricación cuando era alcalde de O Carballiño

Pachi Vázquez

El exsecretario xeral del PSdeG-PSOE, Pachi Vázquez

Pachi Vázquez reacciona tras la absolución de un supuesto delito de prevaricación durante su etapa como alcalde de O Carballiño. El que fuera secretario xeral del PSdeG-PSOE ha celebrado la decisión judicial y considera que después de “una gran injusticia, ha llegado la justicia”.

El excandidato del PSdeG a las elecciones autonómicas del año 2012 ha tildado de “vía crucis” los siete años que han transcurrido desde que se le investigó por un presunto delito de prevaricación por la contratación de 60 personas durante su paso por la Alcaldía de O Carballiño.

“Me alegro por mí, por 60 trabajadores a los que se cuestionó su integridad no solo laboral sino también personal, por mis compañeros y concejales que también se vieron afectados y, sin duda, por el Ayuntamiento de Carballiño, que es lo que más quiero y donde se puso en duda su modelo de trabajo», ha manifestado, antes de lamentar que esta decisión “no sustituye el tiempo” pasado ni que abandonase la primera línea política cuando había logrado casi 300.000 votos en las autonómicas de 2012.

Una carrera política «truncada»

Es por ello que Pachi Vázquez ha considerado la resolución como «dulce y agria» al recordar que, a pesar de que ahora la justicia le haya dado la razón, estuvo esperando el resultado siete años y se vio obligado a dimitir como parlamentario gallego, «después de obtener un resultado electoral que con el tiempo vimos que era muy importante». «Tuve que dimitir por la acusación y venirme para casa», ha lamentado.

El exdirigente socialista ha lamentado que haya tenido que ver su «vida truncada» por una acusación «injusta y difícil» que no se la desea a nadie. «Siete años se dicen pronto pero fueron muy duros para abandonar todo en lo que había trabajado por una acusación que ahora se demuestra como falsa», ha incidido.

Por todo ello, asegura que, aunque la sentencia le ha dado la razón, el tiempo no se recupera. «Nada va a sustituir el tiempo pasado, la vida es injusta, otros han tenido otros problemas, yo este», ha lamentado para, a renglón seguido, apostillar que con lo que se queda es que siempre confió tanto en su inocencia como en la del resto de acusados, que ahora se demuestra. «El titular no será acusado, será absuelto, era inocente», ha finalizado.