Portugal, en modo cuarentena: cerrará bares, restaurantes y comercios

El país vecino decretará este martes el cierre de la restauración y comercios que no vendan alimentos tras batir récord de contagios por Covid-19

António Costa

El primer ministro de Portugal, António Costa

Portugal endurece sus restricciones después de que los contagios por coronavirus se hayan acelerado con las celebraciones navideñas. El propio ministro de Economía, Siza Veira, ha avanzado que el Gobierno luso aplicará un conjunto de medidas que “pasan por el cierre de un conjunto de actividades” entre las que se encontrarían la restauración (que solo podrán vender a domicilio o comida para recoger en sus locales), así como todos aquellos comercios que no estén vinculados al sector de la alimentación.

Se trataría de un confinamiento similar al que el país llevó a cabo la pasada primavera y que podría ser tomado este mismo martes, según ha revelado Siza Veira. “Podrían ser parecidas a las que tuvimos durante el mes de abril o la primera quincena de mayo y pasan obviamente por el cierre de un conjunto de actividades como la restauración o las actividades de comercio no alimentario”, ha explicado tras una reunión para la concertación social.

Casi 100.000 casos activos

Lo que busca el país vecino es un “momento de freno” después de haber sumado más de 30.000 casos activos en apenas tres días y de ver cómo la presión sobre sus hospitales se mueve al alza. Siza Veira ha apuntado que el objetivo es que estas medidas tengan “una duración más corta” y ha explicado que las empresas que se vean obligadas a cerrar tendrán acceso a los “lay-off simplificados”, una figura similar a los ERTE en España. Bajo esta modalidad, los trabajadores recibirán el 100% de su salario siempre y cuando los ingresos de la empresa no aumenten.

La medida del Gobierno luso se produce en un momento marcado también por el anuncio del cierre de fronteras por parte de Galicia para evitar la llegada de casos procedentes de un país vecino que atraviesa una de sus peores situaciones epidemiológicas desde el estallido de la pandemia. En concreto, Portugal batió este viernes sus récords desde el estallido del Covid-19 y notificó 10.176 contagios y 118 fallecidos, con picos máximos de ingresados en los hospitales. De esta manera, el país roza los 100.000 casos activos y eleva su cifra total de fallecidos como consecuencia del Covid-19 hasta 7.590.